Los partidos italianos solo coinciden en la necesidad de la reforma electoral

03.03.2013 | 07:10

La salida al complicado bloqueo político italiano surgido tras los comicios quedó ayer aparentemente hipotecada a la tantas veces buscada reforma electoral, el más relevante y casi único punto de acuerdo que existe entre las principales fuerzas.
Una entrevista al semanario alemán "Focus" del líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Beppe Grillo, dio lugar a un malentendido y motivó una posterior puntualización. Según la transcripción, el cómico abría por primera vez la puerta al llamado "gobiernísimo" entre el progresista Partido Demócrata (PD) de Bersani y el conservador Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi.
Esta alianza, que es la que ha sostenido al tecnócrata Mario Monti y que ha sido rechazada por Bersani, podría contar con el apoyo de la antipolítica de Grillo. "El M5S no apoyará la investidura de ningún Gobierno, sino que votará ley a ley, según su programa", matizó el cómico. Si bien esto supone un jarro de agua fría, deja sobre la mesa las tres principales medidas a las que el M5S está dispuesto a dar su apoyo: el límite de legislaturas de los parlamentarios, la supresión de las ayudas públicas a los partidos y la reforma electoral.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine