Conflicto

Israel se debate entre la dureza y la auto-contención tras el fin de la tregua en Gaza

 17:25  

El Gobierno israelí se mostró hoy dividido ante la disyuntiva de lanzar una operación militar masiva en Gaza o limitarse a bombardeos puntuales, tras el fin del alto el fuego con el movimiento islamista Hamás.

EFE En la primera reunión del consejo semanal de ministros desde que el pasado viernes expirase la tregua en la franja palestina, los miembros del Ejecutivo se culparon unos a otros de la actual situación.

En los últimos tres días las milicias palestinas han lanzado más de cuarenta cohetes artesanales y proyectiles de mortero.

Hoy, Israel contó su primer herido leve por estos disparos: un inmigrante tailandés al que impactó en el brazo la metralla de un proyectil de mortero mientras trabajaba en el invernadero de un kibutz cercano a Gaza.

El primer ministro, Ehud Olmert, inició el encuentro con un discurso que dejaba abiertas todas las opciones: "Un Gobierno responsable no ansía ir a la guerra, pero tampoco la rehuye".

"Las hipótesis, los planes y la determinación están claras, así como las ramificaciones de cada uno de los pasos", precisó.

Otros miembros del Ejecutivo, como el viceprimer ministro Haim Ramón o el titular de Transportes, Shaul Mofaz, acusaron de tibieza al ministro de Defensa, el laborista Ehud Barak.

"Es hora de actuar. ¿A qué estamos esperando? ¿Qué más tiene que pasar? ¿Esperamos a que muera algún niño o alguien resulte herido?", se preguntó Mofaz ante los micrófonos de la radio militar.

En público, Barak y Olmert pidieron templanza a sus colegas ("no competiré con las voces histéricas", dijo el primer ministro), pero en privado acordaron el pasado jueves intensificar la respuesta militar, según un alto mando del Ejército citado hoy por el diario "Yediot Aharonot".

La diplomacia israelí preparará ahora el terreno en las principales capitales mundiales para una operación militar a gran escala en la franja, apuntó una destacada fuente gubernamental al rotativo.

El debate sobre el lanzamiento o no de una incursión masiva en Gaza se ve condicionado por la cercanía de las elecciones legislativas, que se celebrarán el próximo 10 de febrero.

El líder del partido de la derecha nacionalista Likud y favorito en los comicios, el ex primer ministro Benjamím Netanyahu, aboga por una invasión terrestre de este territorio controlado por Hamás desde junio de 2007.

La líder del Kadima, la titular de Exteriores Tzipi Livni, trata de robar el discurso a Netanyahu con llamamientos a "derribar el régimen de Hamás en Gaza" por medios "militares, económicos y diplomáticos".

En cambio, el líder laborista Barak, apelando a su sabiduría acumulada como condecorado militar, juega la baza de la moderación para frenar la previsible sangría de votos entre su electorado menos belicista.

Israel no ha lanzado todavía una operación a gran escala por la ausencia de garantías de que así detendrá la lluvia de proyectiles, el deterioro que supondría a su imagen internacional y el previsible alto número de bajas entre sus soldados y civiles.

El jefe de los servicios de inteligencia interior (Shin Bet), Yuval Diskin, advirtió hoy de que, si quiere, Hamás puede alcanzar con sus cohetes ciudades como Ashdod o Beer Sheva, situadas a unos treinta o cuarenta kilómetros de Gaza y completamente ajenas a esta amenaza.

Pero el principal escollo para ir "à la guerre comme à la guerre" tiene nombre y apellidos: Guilad Shalit.

Este joven cabo franco-israelí se encuentra cautivo en Gaza desde que en junio de 2006 fue capturado por tres grupos armados palestinos, entre ellos la milicia de Hamás, que accedieron a Israel por un túnel subterráneo.

A cambio de su liberación, Hamás pide la excarcelación de un millar de los 11.000 palestinos en cárceles israelíes, una demanda que Israel considera excesiva.

El propio Barak ha reconocido en más de una ocasión que no se ha lanzado una operación terrestre porque pondría en peligro la vida de Shalit, con quien se siente identificado una sociedad, la israelí, donde el servicio militar es largo y obligatorio.

Las otras opciones del Estado judío son hacer concesiones a Hamás para prorrogar la tregua o mantener el actual 'statu quo' de ataques aéreos puntuales contra los lanzadores de cohetes, como el que ayer mató a un miembro de las Brigadas de Mártires de Al-Aksa, el brazo armado de Al-Fatah.

 

España


Denuncian la exclusión a la Guardia Civil y la Policía

La Asociación de Guardias Civiles y el Sindicato de la Policía apuntan a "la debilidad de los...

Detenido en Marruecos un vecino de Abouyaaqoub

Detenido en Marruecos un vecino de Abouyaaqoub

Hicham Ennadih fue butanero y residió en Ripoll - Rabat ya ha arrestado a tres personas

Las furgonetas eran para mudanzas, dice Oukabir

Las furgonetas eran para mudanzas, dice Oukabir

Driss Oukabir, el hermano de uno de los terroristas fallecidos, se desvincula ante el juez de la...

Los integrantes de la célula: 7 muertos y 4 detenidos

Los integrantes de la célula: 7 muertos y 4 detenidos

Estaba formada por al menos doce terroristas, de los cuales cinco fueron abatidos por la policía...


"Eran mis niños", la carta viral de su educadora

"Eran mis niños", la carta viral de su educadora

Una de las profesionales del centro cívico al que acudían los jóvenes escribe una carta que se ha...

La ayuda de una mujer, clave para cazar al terrorista

La ayuda de una mujer, clave para cazar al terrorista

Una vecina de Sant Sadurní d'Anoia dio la voz de alarma - Abouyaaqoub se encontraba solo y...

Enlaces recomendados: Premios Cine