oriente próximo

Bush se despide de Irak con un zapatazo

El presidente de EE UU viaja a Bagdad para ratificar el acuerdo de seguridad entre ambos países, que estipula la retirada del Ejército norteamericano antes de 2012.

15.12.2008 | 09:52
Secuencia de las imagenes del zapatazo
Secuencia de las imagenes del zapatazo

europa press  Nueva York

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llegó ayer a Bagdad en una visita sorpresa con ocasión de la cual se reunirá con dirigentes iraquíes y con las tropas estadounidenses allí desplegadas. El motivo de este viaje es celebrar que al fin Estados Unidos ha firmado con Irak el Acuerdo Marco Estratégico y el Acuerdo sobre el Estatus de las Fuerzas (SOFA).

Tras su llegada al aeropuerto de Bagdad, Bush se dirigió en helicóptero hasta la Zona Verde de la capital iraquí, área fortificada que alberga edificios oficiales y embajadas. Allí se reunió con su homólogo iraquí, Jalal Talabani.

Bush viajó a Irak en compañía del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Josh Bolten; el responsable para Irak y Afganistán en el Consejo de Seguridad Nacional, general Doug Lute; el asesor para la Seguridad Nacional, Stephen Hadley; el asesor presidencial Ed Gillespie; y la portavoz Dana Perino.

Hadley declaró a los medios de comunicación que ahora la situación en el país árabe es de "transición". "Por primera vez en la historia de Irak, suníes, chiíes y kurdos trabajan juntos en un marco democrático para buscar la forma de que el país avance", subrayó.

Por su parte, Lute predijo que 2009 será "un año de transición" tanto en Washington -donde Barack Obama se estrenará como presidente- como en Irak -donde se celebrarán elecciones provinciales-. "Estamos entrando en una relación nueva, una relación en la que los iraquíes ejercen una soberanía mayor", destacó a continuación.

El conocido como acuerdo SOFA entre Irak y EE UU modifica algunas de las condiciones del mandato de la ONU y establece que los soldados estadounidenses no permanecerán en Irak más allá de 2011.

No obstante, las tropas estadounidenses podrán permanecer en las ciudades iraquíes hasta esa fecha, y después del plazo estipulado para su retirada por el acuerdo de seguridad iraquí-estadounidense, el 30 de junio de 2009, si cuentan con la autorización del Gobierno iraquí. Así lo declaró ayer el portavoz del Ministerio de Defensa iraquí, Muhamed al Askari en una rueda de prensa en Bagdad.

"La dirección del Ministerio de Defensa iraquí se puso en contacto con su contraparte estadounidense por las declaraciones norteamericanas sobre la permanencia de algunas tropas de Estados Unidos a partir de junio y le informó de que esto sólo se llevará a cabo con la aceptación de la parte iraquí", dijo el portavoz.

La reconstrucción, un fracaso de 100.000 millones

El proceso de reconstrucción de Irak, en el que EE UU invirtió 100.000 millones de dólares, fue un enorme fracaso y el Pentágono llegó incluso a "maquillar" los progresos, indica un informe federal. Las diferencias entre las distintas agencias gubernamentales, la ignorancia de aspectos básicos de la sociedad iraquí y la inseguridad del país fueron las causas del fracaso, según el texto.

Una de sus conclusiones es que cuando las cifras de la reconstrucción comenzaron a quedarse estancadas, en especial en la reorganización del Ejército y la policía iraquíes, el Pentágono infló los progresos para enmascarar el fracaso, afirma en su página web The New York Times, que asegura haber recibido copias del informe de dos fuentes oficiales.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine