Cumbre en el Caribe

Cuba y Caricom llaman a la integración y demandan cambios en el sistema financiero

 09:35  

La III Cumbre Cuba-Comunidad del Caribe (Caricom) concluyó hoy en Santiago de Cuba, en el este de la isla, con una llamada a la integración regional como solución a la crisis internacional y la demanda de cambios en la arquitectura financiera al amparo de Naciones Unidas.

EFE En su intervención ante los 14 jefes de Estado de los países miembros del Caricom, el presidente cubano, Raúl Castro, criticó el "despilfarro de una aristocracia de especuladores financieros y el apetito voraz de las corporaciones trasnacionales", que han originado la actual crisis internacional.

Llamó a que los países de Latinoamérica avancen "hacia una mayor integración" y dijo que el éxito, y hasta la "propia supervivencia", dependen del concurso de todos los países y pueblos.

El presidente anfitrión afirmó que la declaración de Santiago de Cuba recoge las preocupaciones de los países del Caribe, las prioridades para los próximos años y el "compromiso renovado" de seguir colaborando.

En el texto de ese documento, los 14 países del Caricom y la mayor de las Antillas reivindican la importancia de la cooperación regional y del reconocimiento pleno de los países caribeños dentro del contexto de integración actual en América Latina.

Cuba y el Caricom manifiestan en el documento la decisión de "trabajar activamente a favor de los actuales esfuerzos de integración y concertación de América Latina y el Caribe".

En ese sentido, resaltan las expectativas de que la próxima cumbre de América Latina y el Caribe sobre integración y desarrollo, que tendrá lugar en Brasil los días 16 y 17 de diciembre, contribuya a esos esfuerzos sobre la base de la "cooperación" y "el trato especial y diferenciado para las economías más vulnerables de la región".

"Subrayamos la necesidad de una reforma fundamental de la arquitectura financiera internacional, a través de un proceso amplio, transparente e inclusivo bajo la égida de las Naciones Unidas", agregó el documento conjunto.

Además, los países caribeños demandan "la plena participación de los países en desarrollo en la toma de decisiones y en el establecimiento de normas en la esfera económica internacional".

Instan a la "creación de estándares mejorados para la regulación y supervisión de los asuntos financieros internacionales" que eviten crisis futuras, y subraya la necesidad de "una reforma fundamental de la arquitectura financiera" mundial.

Además, se enfatiza en la necesidad de invertir en energía sostenible y renovable, y llaman a la urgencia de acciones globales contra el cambio climático.

Los líderes caribeños abogaron en la reunión por que el Gobierno del presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, "relegue para siempre" el embargo económico y comercial que ese país mantiene contra la isla desde 1962, un tema que fue recogido en la declaración final.

"La Comunidad del Caribe espera que el cambio transformador en curso en los Estados Unidos relegue para siempre esa medida a la historia", afirmó el primer ministro de Antigua y Barbudas y presidente pro tempore de Caricom, Baldwin Spencer.

El documento de Santiago de Cuba incluye el acuerdo de los países de la Comunidad del Caribe y Cuba de continuar desarrollando y ampliando los programas de cooperación entre ellos con "énfasis priorizado en la promoción de la salud, la formación de recursos humanos y la mitigación de desastres".

En la reunión se recordó al gran ausente, el ex presidente cubano Fidel Castro, principal impulsor de estas cumbres y a quien los países del Caricom otorgaron la Orden Honoraria del grupo caribeño por su contribución al estrechamiento de los lazos entre los pueblos del Caribe.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine