Apoyo Oficial

Sarkozy se reúne con el Dalai Lama, pese a las amenazas comerciales de China

06.12.2008 | 18:59
El jefe del Estado francés y presidente de turno de la Unión Europea (UE) se reunió hoy con el Dalai Lama en Gdansk (norte de Polonia), a pesar de las duras críticas vertidas por Pekín, que amenazó con sanciones comerciales y boicot a los productos galos de producirse ese encuentro.
El jefe del Estado francés y presidente de turno de la Unión Europea (UE) se reunió hoy con el Dalai Lama en Gdansk (norte de Polonia), a pesar de las duras críticas vertidas por Pekín, que amenazó con sanciones comerciales y boicot a los productos galos de producirse ese encuentro.

El jefe del Estado francés y presidente de turno de la Unión Europea (UE) se reunió hoy con el Dalai Lama en Gdansk (norte de Polonia), a pesar de las duras críticas vertidas por Pekín, que amenazó con sanciones comerciales y boicot a los productos galos de producirse ese encuentro.

Minutos antes de la entrevista, Sarkozy pidió que no se dramatizara su reunión con el líder espiritual del Tíbet y subrayó que "el mundo necesita una China abierta que participe en el gobierno global, al igual que China necesita una Europa fuerte que dé trabajo a las empresas chinas".

Las palabras del dirigente francés llegan después de las presiones de Pekín para impedir este polémico encuentro, que llevaron al Gobierno chino a anular una cumbre con la Unión Europea, prevista para principios de diciembre en Francia, y a cancelar una reunión bilateral al más alto nivel en París.

Las últimas amenazas saltaban al plano económico y aludían a sanciones comerciales y a un posible boicot a los intereses franceses, importantes en el país asiático si se tiene en cuenta que, tras la vista de Sarkozy a Pekín a finales de 2007, las compañías francesas obtuvieron contratos por 20.000 millones de euros.

Pero Sarkozy también tuvo hoy palabras para apaciguar al gigante asiático cuando afirmó que siempre ha considerado que el Tíbet es una "parte de China", a la vez que dejó claro que, en su opinión, el Dalai Lama no lucha por la independencia de esa región.

La presión china y su potencial económico han hecho que los líderes occidentales se lo piensen dos veces antes de reunirse con el Dalai Lama, Premio Nobel de la Paz 1989 y a quien el Gobierno chino considera un peligroso separatista.

Así sucedió el pasado agosto, durante una visita a París, cuando el Dalai Lama tuvo que conformarse con mantener una entrevista sólo con la primera dama francesa, Carla Bruni, y con el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, sin que entonces fuese posible el encuentro con Sarkozy.

En aquellos días, las amenazas arreciaban desde China por las dudas del presidente francés sobre su asistencia a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín, celebrados este verano bajo denuncias internacionales por la vulneración de los derechos humanos en el Tíbet.

No obstante, Sarkozy quiso recalcar hoy que nunca ha puesto en duda su decisión de encontrarse con el líder tibetano, ya que, como jefe del Estado francés y presidente de turno de la UE, tiene "total libertad" para decidir su agenda.

Según datos del Ministerio chino de Comercio, los intercambios comerciales entre Francia y China alcanzaron los 18.000 millones de euros de enero a octubre de este año, mientras que en 2007 supusieron aproximadamente 27.000 millones de euros.

Además, unas 2.000 empresas francesas están implantadas en China, entre ellas Alstom, Areva y Carrefour, lo que hace que las relaciones diplomáticas entre ambos países se desarrollen bajo la cautela de no dañar la rentabilidad de esos lazos mercantiles.

El Dalai Lama pidió antes de su conversación con Sarkozy "diálogo" para solucionar los problemas que aquejan al mundo, en una alocución dentro de la conferencia "Solidaridad para el futuro", acto clave en la celebración del 25 aniversario de la concesión del Premio Nobel de la Paz al ex presidente polaco Lech Walesa.

La cita de varios líderes internacionales en el homenaje a Walesa en Gdansk, la ciudad donde nació el mítico sindicato Solidaridad y se gestó el fin del comunismo en Europa, sirvió de escenario para el encuentro entre Sarkozy y el Dalai Lama.

China invadió el Tíbet en 1950 y el Dalai Lama huyó al exilio nueve años después, tras un levantamiento frustrado contra el Gobierno chino.

Desde entonces ha vivido en la India y viaja alrededor del mundo para promover su causa, mientras continúa siendo reverenciado por el pueblo tibetano y proscrito por las autoridades chinas.

Mundo


El agresor, tras ser detenido. A la derecha, Felgenhauer.
Acuchillada una periodista de una radio de Moscú

Acuchillada una periodista de una radio de Moscú

El agresor, detenido, irrumpió en la emisora y atacó a Tatiana Felgenhauer, que está en coma...

Rotunda victoria del partido de Macri sobre el de Cristina Fernández en las legislativas

Rotunda victoria del partido de Macri sobre el de Cristina Fernández en las legislativas

El presidente de Argentina se impuso en los más importantes distritos del país y gana 21 diputados

La OMS le quita el puesto de embajador a Robert Mugabe

La OMS le quita el puesto de embajador a Robert Mugabe

La decisión de elegir al presidente de Zimbabue como embajador de Buena Voluntad levantó críticas

Abe cambiará la Constitución tras arrasar en las elecciones niponas

Abe cambiará la Constitución tras arrasar en las elecciones niponas

La reforma de la Carta Magna del país asiático abre las puertas al reconocimiento del Ejército y a...


La Organización Mundial de la Salud rectifica y prescinde de Mugabe como embajador

La Organización Mundial de la Salud rectifica y prescinde de Mugabe como embajador

La designación suscitó una ola de críticas por la violación de derechos en Zimbabue

Lombardía y Véneto votan una consulta no vinculante

Lombardía y Véneto votan una consulta no vinculante

El referéndum legal está impulsado para demandar un nuevo reparto fiscal de la zona norte a Roma

 
Enlaces recomendados: Premios Cine