ÚLTIMA HORA
Pescanova adjudica a Armón la renovación de su flota

El color de Obama y el humor de Berlusconi

El líder italiano bromeó sobre la piel del futuro presidente de Estados Unidos... y éste también

 
Barack Obama, presidente electo de Estados Unidos.
Barack Obama, presidente electo de Estados Unidos. 

JAVIER CUERVO Le he dicho a Medvédev que Obama tiene todo para que se lleve bien con él: es joven, guapo y bronceado", soltó el primer ministro italiano Silvio Berlusconi en la rueda de prensa tras su reunión con el presidente ruso el pasado día 5. La berlusconada recibió muchas respuestas. Carla Bruni, esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy, replicó: "Bromear sobre el hecho de que Obama esté siempre bronceado me hace sentir extraña. Algunos no dudarán en considerarlo humor, pero a menudo me siento orgullosa de haberme convertido en francesa". La izquierda italiana acusó a Berlusconi de desacreditar al país con sus bromas y él los calificó de "imbéciles" sin sentido del humor.
En su primera rueda de prensa como presidente electo, Barack Obama prometió a sus hijas Sasha y Malia que tendrían un cachorrito en la Casa Blanca y que sería "cruzado, como yo" (en inglés "mutt", que aplicado a perros, se refiere al de raza indefinida y aplicado a personas, podría traducirse como "mestizo" o "mulato"). Los políticamente correctos callaron.
¿Es racista? ¿Es humor? ¿Es humor racista? ¿Se parecen los chistes de Obama y Berlusconi? La corrección política está detrás de estos debates. "Intentar definir la corrección política es como tratar de escribir una historia neutral sobre Oriente Próximo", opina el periodista de la BBC Edward Stourton pero eso no le desanimó a escribir su libro "It´s a PC World" ("Un mundo políticamente correcto").
"La corrección política o lo políticamente correcto es un término utilizado para describir lenguaje, ideas, políticas o comportamientos que se considera que buscan minimizar las ofensas a grupos étnicos, culturales o religiosos. El término se usa también en un sentido más amplio para describir la afiliación con la ortodoxia política o cultural". Esta es la definición que da wikipedia. La enciclopedia electrónica aclara que "existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo". Cómo no.
Quedémonos con que atiende a las minorías y que busca no ofender. Dos objetivos encomiables?. y difíciles.
¿Qué minorías? Cualquiera que esté organizada. ¿Cuáles? Busquemos entre productos culturales populares con vocación "incorrecta", lo que nos lleva al humor obligatoriamente. El humorismo no es exclusivamente burlesco pero la burla está dentro del humor. La colisión es que unos quieren hacer reír con lo que otros se toman sólo en serio. Es probable que mucho humor no tenga corrección política y seguro que mucha corrección política no tiene humor. "Es una broma" se enfrenta a "eso ni en broma".
El seductor House se pasó varias temporadas haciendo chistes racistas sobre su ayudante el doctor Foreman, al que había contratado por sus antecedentes policiales. House es políticamente incorrecto, retorcido y vitriólico pero, ¿es racista? ¿Si nos reímos de esos chistes somos racistas?
Al frente de la incorrección política televisiva está el humorista, animador y actor Seth MacFarlane (Connecticut, 1973), creador de "Padre de familia" y "Padre made in USA", dos series imposibles sin la puerta abierta por "Los Simpson". "Padre de familia" tuvo una emisión accidentada, suprimida, reflotada por sus seguidores en distintos países y por sus ventas en DVD.
MacFarlane siente que tiene un compromiso con el humor. El 10 de septiembre de 2001, MacFarlane dio una conferencia en la escuela de diseño de Rhode Island y se fue de juerga. Al día siguiente volvía a Los Ángeles pero llegó tarde y perdió el avión que se estrelló y derribó la torre norte del World Trade Center. "La resaca me salvó la vida". Era el 11-S y los terroristas podrían haberle matado. "No puedo dejar que me afecte, soy un guionista de comedias".
"Padre de familia" ha descontentado a las feministas, a los educadores, a los creyentes. MacFarlane hace chistes con los enfermos y hace bromas racistas con una familia afroamericana que ahora, después de la victoria de Obama, tendrá serie propia. "Que se le den 9 episodios a nuestro show es una prueba de que los afroamericanos pueden hacerlo en este país", comentó MacFarlane haciendo un juego de palabras con el "Yes, we can" (sí, podemos) de Obama, al que apoyó con una donación a la campaña y con un chiste en "Padre de familia" contra los republicanos (dibujó una chapa de McCain en un uniforme nazi).
La corrección política es eufemística y su enemigo natural es el disfemismo. Eufemismo: Manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante. Disfemismo: Modo de decir que consiste en nombrar una realidad con una expresión peyorativa o con intención de rebajarla de categoría.
Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Peter Lawford y Joey Bishop nunca tuvieron inconveniente en ser llamados "rat pack" (pandilla de ratas). Cantaban, bebían, hacían películas, eran amigos. Las Vegas era uno de sus lugares de trabajo. A principio de los 60, Sinatra y los otros decidieron no actuar o patrocinar en casinos que no admitieran a Sammy Davis. Los casinos se vieron obligados a abandonar el segregacionismo para artistas y clientes. Hoy la corrección política no dejaría pasar que Frank Sinatra se dirigiera a Sammy Davis Jr como "Dear Niggar Bastard" (querido negro hijoputa).
«Son sólo palabras». «Son palabras». El mismo material del que están hechos los chistes, las escrituras notariales o las sagradas escrituras. A veces la corrección política se aferra a lo literal. Eso es perjudicial para la ironía, figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice. El humor es un género arriesgado, con corrección política o sin ella en frente.
La corrección política avanza rápidamente en un mundo globalizado, comunicado en el que las sociedades son cada vez más multiculturales. Las reglas y hábitos de la corrección política vienen de países que tienen más tradición en que distintas razas, culturas y creencias compartan espacio.



Un chiste arriesgado para un humorista
El chiste de Berlusconi es técnicamente bueno, conciso y difícil. Un humorista podría contarlo ante un público no racista. Pero el humorista sólo se representa a sí mismo y Berlusconi representa a demasiada gente para ser tan ligero. No se equivocó el humorista, sino el político. Berlusconi antepuso ser bromista a líder de Italia y responsable de su diplomacia.
El chiste con riesgo de incorrección pide proximidad y confianza, complicidad. A Berlusconi le sobraba público. ¿Le aplicamos nosotros la mirada suspicaz? Berlusconi no tendrá problema en cenar con Obama pero ha desarrollado políticas racistas en respuesta a los problemas de inmigración de Italia.
El chiste y su relación con el sistema de valores: de todo lo que puede sugerir la victoria de Obama, que se puede expresar con humor, Berlusconi escogió que es "guapo, joven y está bronceado". Silvio está bronceado. Y no le interesó lo demás.

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya