La cumbre de París aprueba la creación de la Unión por el Mediterráneo

 14:08  

Uno de sus primeros objetivos será establecer un espacio de paz en Oriente Próximo.

EFE / PARÍS La cumbre de París aprobó ayer la creación de la Unión por el Mediterráneo (UPM), un nuevo marco para potenciar la cooperación entre la Unión Europea y sus socios mediterráneos y promover el avance de los procesos de paz y la estabilidad en la región.

"Todos lo habíamos soñado, ahora la UPM es una realidad", destacó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, al término de la cumbre, que reunió a 42 jefes de Estado o Gobierno de la UE y la región mediterránea.

La UPM busca dar un nuevo impulso a la cooperación entre ambas orillas del Mediterráneo a través del establecimiento de mecanismos permanentes que aseguren la ejecución de proyectos de integración regional, de los que ya se han aprobado seis ideas iniciales.

Los ministros de Exteriores de los 43 países presentes se reunirán en noviembre para intentar lograr un acuerdo sobre la sede del secretariado permanente -al que aspira Barcelona- y para definir las modalidades específicas de financiación, explicó Sarkozy.

La creación de la UPM es "un paso de gigante" que abre "una nueva página en la cooperación euromediterránea", señaló el presidente egipcio, Hosni Mubarak, quien copresidió la cumbre junto a Sarkozy. Mubarak confió también en que este nuevo marco de cooperación llevará "más paz y más estabilidad" en la región mediterránea.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, confió en que la UPM abrirá la vía hacia "una auténtica integración regional" y subrayó la necesidad de reducir las diferencias en la prosperidad de las orillas norte y sur del Mediterráneo.

Barroso reconoció que aunque el Mediterráneo es una región de importancia crítica para Europa en la que "desgraciadamente los conflictos son numerosos", también es "prometedora".

La UPM establece estructuras permanentes: una copresidencia rotatoria que se compartirá entre europeos y mediterráneos del sur, y un secretariado permanente que se encargará de lograr financiación pública y privada para los proyectos y supervisar su ejecución.

Sarkozy destacó que la UPM, que dará nuevo vigor al "Proceso de Barcelona" creado en 1995, dispone de "mucho dinero" a través de los fondos comunitarios, además de lo que se espera obtener de la iniciativa privada.

"No creo que sea el dinero lo que falta, sino la paz, la seguridad", destacó a continuación el presidente francés, quien ejerce la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea.

"No hay problema de financiación. Lo que falta es la confianza y la inversión auspiciada por la estabilidad. La inversión será incentivada por la estabilidad" en la región, recalcó por su parte Mubarak.

Búsqueda de la paz

Precisamente la búsqueda de la paz en la región mediterránea dominó los encuentros diplomáticos previos y paralelos a esta cumbre, especialmente en el proceso de paz israelo-palestino, los contactos entre Israel y Siria a través de Turquía y los avances en la estabilización del Líbano.

Sarkozy insistió en que la cumbre, en la que han participado países oficialmente aún en guerra entre sí, como Siria e Israel, así como la Autoridad Nacional Palestina, "todo el mundo ha hecho un esfuerzo".

Los dirigentes árabes "son hombres valientes" al venir a una reunión con los israelíes en la misma mesa. "Todo el mundo ha hecho un esfuerzo", insistió el presidente francés.

Barcelona se postula como la sede de la UPM

España cree que, en general, hay una "simpatía muy mayoritaria" a favor de Barcelona como futura sede del secretariado de la Unión por el Mediterráneo (UPM) cuya candidatura formal presentó ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en la cumbre de París que lanzó el proceso llamado a impulsar el Proceso Euromediterráneo de Barcelona nacido en 1995.

Según detalló en rueda de prensa el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, tanto sus homólogos como los Jefes de Estado asistentes a la cumbre de París manifestaron la "importancia" de Barcelona incluso antes de que España oficializase sus aspiraciones. Ahora habrá que lograr el consenso de todos los socios de ambas orillas del Mediterráneo, es decir, los 27 de la Unión Europea más todos los del Magreb, salvo Libia, más Siria, Líbano, Israel y los Territorios Palestinos. De momento, la delegación española parece haber logrado el "apoyo y la simpatía" de Francia, anfitriona y organizadora del evento con el que se ha querido relanzar a través de proyectos concretos la cooperación euromediterránea.

El jefe de la Diplomacia añadió que, lógicamente, ahora hay que dejar que haya contactos para decidir la sede del secretariado, pero dijo que, en general, se ha logrado para Barcelona "un apoyo incluso más numeroso del que hubiese cabido esperar".

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad 2009