Italia aprueba nuevas normas para la expulsión de emigrantes

25.06.2008 | 02:00

La oposición critica una medida que frenará los juicios por corrupción que se celebran contra Berlusconi

El Senado italiano aprobó ayer una serie de medidas sobre seguridad ciudadana que incluye entre otras las de facilitar la expulsión de emigrantes y frenar determinados procesos, uno de ellos contra el primer ministro, Silvio Berlusconi. Las nuevas normas, que ahora deberán ser aprobadas por la Cámara de los Diputados, fueron aprobadas por 166 votos a favor, 123 en contra y una abstención.
Entre las medidas del llamado "paquete de seguridad" destaca la de considerar la emigración ilegal como un agravante, lo que supondrá aumentar en un tercio la pena de las personas sin papeles que cometan un delito en Italia. Además, será más fácil expulsar a los emigrantes condenados, ya que podrán ser repatriados cuando tengan penas superiores a dos años y no diez años como en la actualidad.
Sin embargo, lo que ha motivado una mayor contestación por parte de la oposición ha sido la inclusión en el decreto de una provisión que aplazará durante un año los procesos por delitos cometidos antes del 30 de junio de 2002 y con una condena menor a los diez años.
Según la oposición, esa medida sólo se justifica porque frenará uno de los juicios por corrupción que se celebran contra Berlusconi, acusado de haber pagado 580.000 euros al abogado británico David Mills para que falsificara sus testimonios en dos procesos contra el magnate de la televisión y de los que fue absuelto.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine