primeras negociaciones

China y Taiwán cincuenta años después

12.06.2008 | 18:26
El presidente de la Fundación de Intercambios del Estrecho por Taiwán (FIE), Chiang Pin-kun (i), saluda a su contraparte china, Chen Yunlin (d), hoy, 12 de junio de 2008, al inicio de una reunión en la casa de huéspedes Diaoyutai en Pekín (China).
El presidente de la Fundación de Intercambios del Estrecho por Taiwán (FIE), Chiang Pin-kun (i), saluda a su contraparte china, Chen Yunlin (d), hoy, 12 de junio de 2008, al inicio de una reunión en la casa de huéspedes Diaoyutai en Pekín (China).

Las primeras negociaciones entre China y Taiwán, divididas desde 1949, tuvieron lugar en secreto en Hong Kong durante 1992, bajo la Presidencia de Lee Teng-hui (del partido Kuomintang, KMT) en la isla, quien para esa época ya había dado luz verde a las primeras visitas y contactos económicos con China.

Para tal fin había sido creado el Consejo de Asuntos Chinos encargado de diseñar la política hacia Pekín y la casi oficial Fundación Intercambios del Estrecho (FIE) para llevar las negociaciones.

Como señal de buena voluntad, el primero de mayo de 1991, Taiwán declaró unilateralmente el final del Período General de Movilización para la Supresión de la Rebelión Comunista, que ponía fin al estado de guerra contra China
El 27 de abril de 1993, en Singapur, se celebró el histórico encuentro entre el negociador taiwanés, Koo Chen-fu, presidente de la FIE, y su homólogo chino, Wang Daohan, presidente de la Asociación Intercambios a través del Estrecho (ARATS, siglas en inglés), en el que se firmaron cuatro acuerdos sobre verificación de la autenticidad de documentos, correo, contactos entre la FIE y la ARATS, y el del comunicado conjunto.

Este primer encuentro público entre representantes chinos y taiwaneses, después del fin del conflicto civil que finalizó en 1949 con el refugio en Taiwán del Gobierno Nacionalista del KMT del generalísimo Chiang Kai-shek, fue posible gracias al "Consenso de 1992".

Ambas partes aceptaban la existencia de una China, pero con reserva del derecho a sus respectivas interpretaciones: Pekín identifica a China con la "República Popular de China" y Taipei con su "República de China".

El posterior viaje del presidente taiwanés Lee Teng-hui a Estados Unidos desencadenó las iras de China y llevó a posponer indefinidamente una segunda entrevista entre Koo y Wang.

Las tensiones entre China y Taiwán llegaron a máximos en la vigilia de las primeras elecciones presidenciales democráticas de Taiwán, en marzo de 1996, cuando Pekín, para disuadir a los taiwaneses de votar por Lee Teng-hui, lanza maniobras militares con disparos de misiles en las cercanías de Taiwán.

Los lazos mejoraron poco y muy lentamente, por lo que hubo que esperar al 15 de octubre de 1998 para el segundo encuentro entre Koo Chen-fu y Wang Daohan, que se celebró en Shanghai, y en el que se acordó mejorar los canales de comunicación entre la FIE y la ARATS y organizar una visita a Taiwán para Wang.

La visita de Wang Dao-han a Taiwán nunca se realizó porque Pekín rechazó airadamente las declaraciones del presidente taiwanés Lee Teng-hui, del 7 de julio de 1999, en las que calificaba los lazos entre Taipei y Pekín como "estatales" de carácter especial.

El ARATS declaró ese mes que las bases para el diálogo con la FIE han desaparecido, y el 12 de agosto la Reunión de Beidahe cancela la visita de Wang a Taiwán, prevista para octubre de 1999.

La subida del independentista Chen Shui-bian a la Presidencia de Taiwán, el 20 de mayo de 2000, consolida el estancamiento de los contactos entre Taipei y Pekín, y la inoperatividad del canal entre la FIE y la ARATS.

La tensión en el Estrecho de Taiwán vuelve a intensificarse a niveles parecidos a los de marzo de 1996, cuando Chen Shui-bian anuncia la celebración de un referéndum contra la amenaza bélica de China en el mismo día de los comicios presidenciales de marzo de 2004.

En las elecciones obtiene un segundo mandato y China reacciona con la promulgación de la llamada Ley Anti-secesión (o Anti-separación), que se aprueba en la tercera sesión del X Congreso Nacional del Pueblo, el 14 de marzo de 2005, y que legaliza una ataque armado en caso de que Taiwán avance en el sendero de la independencia.

En este ambiente de tensión y desconfianza mutua, el entonces presidente del opositor KMT, Lien Chan, viajó a China para entrevistarse el 29 de abril, en Pekín, con el presidente del Partido Comunista Chino (PCCh) y de China, Hu Jintao, para aliviar las tensiones entre Taipei y Pekín.

En ese histórico encuentro se puso fin a la hostilidad entre el KMT y el PCCh y se acordó impulsar la reanudación de las negociaciones entre las dos partes bajo el consenso de 1992 y alcanzar un acuerdo de paz.

Ambas partes acuerdan establecer un mecanismo de cooperación económica en el Estrecho de Taiwán, fomentar las negociaciones para la participación taiwanesa en actividades internacionales y establecer una plataforma para contactos regulares entre el KMT y el PCCh.

Lien y Hu mantuvieron tres encuentros más en abril de 2006, 2007 y 2008, que prepararon el camino para la cumbre entre el actual presidente del KMT, Wu Po-hsiung, y el presidente del PCCh, Hu Jintao, en mayo de 2008, después de la toma de posesión del presidente Ma Ying-jeou, del KMT, que preparó la reanudación de las cumbres entre la FIE y la ARATS.

Ahora negocian el restablecimiento de los canales institucionales, suspendidos por China en 1999; el inicio de vuelos directos regulares y la llegada directa de turistas chinos a la isla; y los futuros asuntos de discusión entre los que posiblemente se incluya un acuerdo de paz en el Estrecho de Formosa.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine