Autoridades

Investigan las causas de un incendio en la mansión del gobernador de Texas

09.06.2008 | 10:57

Las autoridades del estado de Texas dijeron hoy que investigan un incendio ocurrido esta madrugada en la mansión del gobernador Rick Perry, que no causó heridos y que sospechan fue intencionado.

El incendio, iniciado alrededor de las 07.45 GMT, destruyó buena parte del edificio histórico, inaugurado en 1856, y donde han residido 41 gobernadores del estado, incluido el ahora presidente George W. Bush (1995-2000).

La portavoz del gobernador, Krista Piferrer, indicó que se han recabado imágenes de cámaras de vigilancia que demuestran que el incendio fue intencionado, aunque no precisó si hay datos sobre los responsables del siniestro.

El gobernador Perry y su esposa, Anita, han estado viviendo en una casa alquilada en West Austin, ya que en la mansión se hacen trabajos de remodelación desde hace dos años como parte de un proyecto de restauración multimillonario.

Piferrer dijo al diario "Austin-American Statesman" que el gobernador, quien encabeza una misión de intercambio comercial en Europa, se siente "destrozado" por el incendio, en cuya investigación también participan agentes federales.

"El gobernador no solo es un estudiante de la historia de Texas, sino que tiene un vínculo personal con la mansión", explicó la portavoz.

Al parecer, el incendio comenzó en el balcón de la entrada al edificio y se propagó a otras partes, incluyendo el segundo piso y el techo, antes de que un equipo de cien bomberos y más de 40 camiones pudiesen extinguirlo.

La construcción, de unos 842 metros cuadrados, contaba con detectores de humo en el primer piso, pero no en el segundo, y tampoco tenía un sistema de rociadores de agua aunque el proyecto de renovación sí los incluía.

Piferrer dijo que muebles, porcelanas finas, obras de arte con valor histórico y otros objetos de valor, ya habían sido trasladados a otro lugar cuando comenzaron las labores de restauración del edificio.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine