El primer ministro irlandés dimitirá en mayo al ser acusado de corrupción

03.04.2008 | 00:00
Bertie Ahern anuncia su dimisión en la sede del Gobierno. / efe/bryan O´Brien
Bertie Ahern anuncia su dimisión en la sede del Gobierno. / efe/bryan O´Brien

Bertie Ahern tenía en sus cuentas más de 100.000 euros de donantes desconocidos

Por sorpresa, el primer ministro irlandés, Bertie Ahern, ha sacrificado su puesto y abandonará un cargo que ha ocupado desde 1997. Su salida definitiva del Gobierno tendrá lugar en mayo, el mismo mes en que deberá prestar declaración ante el juez después de que se descubriese en sus cuentas personales depósitos por valor de más de 100.000 euros procedentes de donantes desconocidos. Ahern optó por la salida porque, a su juicio, su "estilo de vida y finanzas" distraen a la opinión pública de la verdadera tarea de la Administración.
Ahern, a raíz del "aluvión constante de comentarios", anunció su decisión en una declaración ante los medios de comunicación previa a su entrada al Parlamento irlandés, donde preveía recibir críticas de su oposición e incluso de sus propios socios de coalición, Los Verdes, hartos de las especulaciones. Puntualizó que su cese se debe "únicamente a una decisión personal, inspirada por el deseo de redirigir la agenda política" y por representar "lo mejor para la población", según informaciones de "The Irish Times". Y es que, en su opinión, su "vida y finanzas" han desviado la atención mediática de las verdaderas labores del Ejecutivo.
La culminación de sus intenciones de cese tendrá lugar el 6 de mayo, día en el que abandonará su cargo de primer ministro, días antes de prestar declaración por la investigación que destapó en sus cuentas bancarias depósitos procedentes de donantes desconocidos valorados en más de 100.000 euros.
Por su parte, la presidenta de la República de Irlanda, Mary McAleese, aseguró ayer que Bertie Ahern será recordado como uno de los "mejores políticos de su generación", cuando abandone su cargo el próximo 6 de mayo. "Su contribución a nuestra vibrante economía y al proceso de paz en Irlanda del Norte ha sido importantísima y se merece todo nuestro crédito", añadió.
Asimismo, los principales partidos de la oposición calificaron ayer de "necesario" el anuncio de dimisión del primer ministro. El líder de la oposición, Enda Kenny, aseguró que el primer ministro había fijado para otros unas "pautas de comportamiento" que no se aplica a "él mismo".

 
Enlaces recomendados: Premios Cine