08 de diciembre de 2017
08.12.2017

El cerco gallego que comparte sus cuotas comienza a amarrar la semana que viene

-La flota, formada por casi 100 buques, acuerda parar durante un mes al año -La marineros del sur de la comunidad aprovechan la aparición de jurel

08.12.2017 | 01:52

La flota que componen los buques de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga) ha acordado comenzar a amarrar a partir de la semana que viene como parte de un acuerdo interno firmado el año pasado para cesar la actividad durante un mes cada año, a elegir por parte de los armadores. Coincidiendo con los últimos días de 2017, la flota aprovechará el pro para reparar las embarcaciones.

La asociación, que representa al 63% de los buques de este segmento en la comunidad (97 de los 154 que existen en el censo), acordó a finales del pasado año amarrar 30 días por año, tal y como publicó FARO. En aquella ocasión la decisión vino precedida por la salida a faenar de al menos tres barcos de Acerga cuando se había acordado amarrar entre el 15 de diciembre de 2016 y el 15 de enero de este año, levantando el malestar entre el resto de armadores que comparten las cuotas entre sí. El motivo es que las embarcaciones de madera necesitan parar cuando el tiempo es más favorable y las de acero o fibra no.

De esta forma, parte de los cerqueros enfilan la recta final del año capturando, sobre todo, jurel. El portavoz de la asociación, Andrés García, explicó que las principales capturas se están llevando a cabo en la zona IXa, al sur de Fisterra. "En el norte la pesca está más escasa, el jurel se esconde", apuntó.

Además de resaltar el buen resultado que dio el intercambio de anchoa, que aprovechó las últimas semanas el cerco gallego, García también comentó el vídeo adelantado por FARO grabado por un miembro de su asociación en el que se veían a un grupo de orcas en la costa gallega. "Venían a comer sardina. ¡Y dicen que no hay!", comentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine