ÚLTIMA HORA
El Constitucional rechaza el recurso de amparo a Juana Rivas

Tecnología viguesa contra los ataques de tiburón

Australia y Reunión emplean las boyas de Marine Instruments para atajar los ataques de escualos. Gracias a este sistema el país oceánico ya rastrea a más de 100 tiburones blancos, una simbólica cifra muy celebrada en el país

28.06.2017 | 10:14
Así se usa la tecnología de Marine Instruments // M. Clavero

El Archivo Internacional de Ataque de Tiburón (ISAF, en inglés) señala que solo el año pasado se produjeron en Australia una quincena de ataques de escualos sin mediar provocación humana. Dejaron dos víctimas mortales en un país que tiene un promedio de 2,8 fallecidos al año por estas causas. Es un asunto que preocupa -y mucho- a las poblaciones costeras. Y también a la Administración, especialmente a la de New South Wales (Nueva Gales del Sur), al sureste del país.

Desde el año 2015, el Departamento de Industrias Primarias de ese estado lleva a cabo la Shark Management Strategy, o lo que es lo mismo, la Estrategia para el Control de Tiburones. Con un presupuestos de 16 millones de dólares australianos (unos 10,8 millones de euros), New South Wales quiere evitar a toda costa los ataques a los bañistas y surfistas que invaden sus aguas, especialmente en las bahías. Para ello, cuentan con una tecnología con sello vigués puntera y testada: las boyas satelitales de la firma Marine Instruments.

En diciembre de aquel año, Australia llevó a cabo unas pruebas en la zona de Bellinger River que convencieron a las autoridades del estado. No en vano, y tal y como adelantó FARO, los científicos locales contaron en aquella ocasión con la ayuda de varios expertos que participaron en el despliegue de una quincena de estos drum line en Reunión, la isla departamento de ultramar francés (situado al este de Madagascar en el océano Índico) que testó este sistema casi dos años antes y que a día de hoy emplea una veintena de boyas.

Así funciona la boya que marca tiburones en Australia


Haz clic para ampliar el gráfico

Su funcionamiento es aparentemente sencillo. Los investigadores despliegan una boya con un ancla que se mantiene inmóvil en una zona designada. A ella enganchan otra con un anzuelo con carnada y en medio de ambas se sitúa la boya tipo MLi-S de la firma viguesa. Cuando un escualo pica, tira de un imán que hace que el sistema satelital empiece a emitir. En ese momento, los científicos responsables del proyecto son alertados vía email y con un mensaje de texto. En un plazo de unos 10 minutos llegan a la zona e inmovilizan al tiburón en el agua. "El proceso de captura, marcado y liberación es muy rápido", explica la bióloga Amy Smoothey, que sigue: "Insertamos un marcador interno en la cavidad abdominal del tiburón así como un marcador externo en la aleta dorsal", para luego proceder a su reubicación y liberación.

Australia logra marcar 100 tiburones blancos


Y no les ha ido nada mal. Desde que el programa SMART (siglas en inglés para alerta de control de tiburones en tiempo real) drum line echó a andar empleando un centenar de boyas de Marine Instruments, los científicos ya han sobrepasado la barrera de los 100 tiburones blancos marcados, además de 33 tiburones toro y dos tiburones tigre. El pasado viernes la Administración anunciaba la simbólica cifra, a la que siguieron en los días posteriores el marcado de otros cuatro ejemplares, todos de más de dos metros de largo.

"El sistema surgió de la colaboración con nuestro agente en Francia, ISI FISH, y el Gobierno local de la isla Reunión", comenta Gabriel Gómez, director de la empresa asentada en Porto do Molle, el mayor fabricante mundial de boyas para la pesca de túnidos. En aquel país del Índico "lleva en funcionamiento desde otoño de 2013 y de allí pasó a Australia", añade.

Sobre la mortalidad que provocan este sistema entre los ejemplares que pican el anzuelo, desde el país oceánico aseguran que da un mejor resultado que otros métodos en uso o que fueron testados. Como señala al medio local ABC el investigador Vic Peddemors, desde que se usan allí tan solo murió un escualo. Peddemors comenta que allí están "muy orgullosos" por el "éxito en la liberación de estos animales vivos" y además explica que esta tecnología les está proporcionando "una enorme oportunidad de aprendizaje". Un éxito que sería imposible sin la tecnología 100% viguesa desarrollada por Marine Instruments.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CEFERINO DE BLAS*

Hay tiempo para rectificar un mal comienzo

(El pergamino Vindel debe exponerse en el lugar idóneo: el Marco)

 
 

El curso de agua de Menduíña no baja todo lo limpio que debería

Nos cuentan que las quejas ante la Policía Local por malos olores en...

 
 

JORGE DEZCALLAR*

Negar la evidencia

Las conclusiones del informe sobre el clima que el Congreso norteamericano encarga cada cuatro...

 
 

JOSE MARÍA DE LOMA

Los paraguas

He visto gente con paraguas. Quiero decir que he visto gente con paraguas estos días. Gente con...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Unión fiscal

Llevan tiempo diciendo los políticos del sur de Europa que se necesita una unión fiscal para...

 
 

PEDRO G. CUARTANGO

Reivindicación de la lectura

El prestigioso periodista Pedro G. Cuartango, exdirector del diario...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine