14 de mayo de 2017
14.05.2017
Los barcos gallegos, en el Cantábrico

El cerco gallego logra capturar los topes diarios de anchoa en una "buena" campaña

Una treintena de embarcaciones que comparten cupos se desplazan a la costera cántabra - Las descargas en Galicia baten récords de los últimos quince años

14.05.2017 | 02:17
Tripulantes de un pesquero descargan anchoa en el puerto de Santoña (Cantabria). // Esteban Cobo

La flota del cerco gallego se muestra satisfecha con la costera de anchoa, ya que los buques desplazados al Cantábrico logran capturar los topes diarios de los que disponen, y califica como "buena" la campaña sobre todo durante la última semana. "El pescado tiene calidad, pasan de 40 piezas por kilo, y los precios también están bien", explicó el portavoz de la Asociación de Armadores Cerco de Galicia (Acerga), Andrés García

Una treintena de barcos que pertenecen a la asociación de cerqueros más numerosa de Galicia se desplazaron hasta el Cantábrico para pescar anchoa desde el comienzo de la costera. El portavoz de Acerga aseguró que debido al buen curso que sigue la campaña -que comenzó el 1 de marzo y termina el 30 de noviembre-, no se descarta que más embarcaciones se trasladen para capturar esta especie, ya que la mayor parte de los pescadores se muestran satisfechos al descargar los topes de capturas estipulados por Pesca casi todos los días.

Los límites se determinan en función de los trabajadores a bordo de cada embarcación. Los barcos de menos de doce tripulantes pueden desembarcar 8.000 kilos de anchoa al día, frente a los 10.000 kilos de los que disponen los buques con doce o más tripulantes durante el primer semestre. La Administración reducirá entre el 1 de julio y el 30 de noviembre los topes de capturas, que serán el 40% de los de la primera parte de la campaña: 3.200 kilos de anchoa por día para las embarcaciones más pequeñas y 4.000 para las que tienen más tripulación.

La Secretaría General de Pesca reservó el 15% del cupo total disponible para la segunda parte del año. Andrés García explicó que la flota que pesca anchoa en la zona VIIIc -de Fisterra al golfo de Vizcaya- dispone este año de 33.000 toneladas, de las cuales pueden capturar el 85% (28.050 toneladas) durante el primer semestre. Si queda anchoa sin capturar en la primera parte de la campaña, el Ministerio de Pesca añadirá el cupo sobrante a la segunda, para la que se reservan 4.950 toneladas (el 15%).

Los buques del cerco descargan sobre todo en los puertos de Ondarroa (Vizcaya) y Santoña (Cantabria), aunque los desembarques varían en función de la zona en la que se encuentren desplazados para pescar. Esta semana, los barcos gallegos capturaron anchoa sobre todo en la zona de Santander, según el portavoz de Acerga. A pesar de esto, las descargas en Galicia son las más elevadas de los últimos quince años según los datos proporcionados por la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar, ya que la flota desembarcó hasta la fecha 583 toneladas de anchoa.

Las otras especies

El cerco que comparte cupos tiene entre sus principales especies objetivo el jurel y la caballa, además de la sardina. García explicó que cada vez encuentran menos xarda pintada -también conocida como cabalón- porque la especie "ya pasó" en referencia a sus movimientos migratorios, aunque hasta la fecha se desembarcó más cantidad que el año pasado. Los pescadores, sin embargo, empiezan a pescar más jurel, aunque lamentan que en los dos últimos años se retrasó su aparición.

La flota gallega que faena en el norte de la comunidad pescó sardina "al principio", pero al "llegar" la xarda -o caballa-, desapareció. Sin embargo, el portavoz de Acerga aseguró que en el sur todavía pescan alguna. Las últimas observaciones de los científicos apuntan a un incremento de ejemplares adultos en aguas de Galicia, donde se descargaron 397 toneladas este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine