14 de febrero de 2017
14.02.2017
TRÁGICO NAUFRAGIO FRENTE A LA COSTA DE SENEGAL

El superviviente moañés del naufragio en Senegal: "Pensaré mucho el volver al mar"

► Fernando Argibay aterrizó esta mañana en Santiago para regresar al lado de su familia en Moaña ► Culpa del hundimiento al exceso de carga del aparejo ► Fue la última persona en ver con vida a José Vicente Pazos: "Achegueime ao cristal e berreille: "Vicente!" ► Continúa la búsqueda del patrón de Marín

14.02.2017 | 11:47
Llega a Galicia el marinero rescatado del buque vigués hundido en Senegal. // Xoán Álvarez

El marinero de Moaña Fernando Argibay ha llegado esta mañana a Santiago de Compostela tras días de angustia. El jefe de máquinas del "Senefand Uno" salvó la vida tras el naufragio ocurrido el pasado jueves ante la costa de Senegal y pasar tres días en una balsa a la deriva hasta que fue rescatado con otros siete compañeros. Hoy, casi una semana después del trágico suceso llega a su casa para abrazar a su familia. "Voy a pensarme mucho el volver al mar", sentenció.

Sobre las nueve de la mañana aterrizó en el aeropuerto de Santiago, en un vuelo regular procedente de Madrid. En la capital gallega lo esperaban personal de la armadora Profand y medios de comunicación. Fernando Argibay ofreció una breve comparecencia en la que, con aspecto cansado y "moralmente decaído", ofreció un estremedor relato de la tragedia y destacó que horas antes de la catástrofe todo "ía ben". Él fue la última persona en ver con vida al patrón del barco, el marinense José Vicente Pazos Martínez, con el que tenía una gran relación, y cuya búsqueda continúa. La Xunta y el Gobierno central coordinan un dispositivo internacional para localizar el pecio del barco, a unas 30 millas de Dakar.

Fernando explicó que el agua cubrió todo el barco y que vio a José Vicente Pazos en el puente de mando: "Achegueime ao cristal e berreille: "Vicente!". Instantes después tuvo que escalar hasta la quilla del barco, que se hundía rápidamente. En su opinión, la causa del naufragio fue el exceso de peso del aparejo, que hizo zozobrar el pesquero. El buque se dio completamente la vuelta en medio del mar y se hundió "en cinco minutos", describió.

Sobre la quilla del barco, el jefe de máquinas se quedó con el engrasador, único que llevaba chaleco, y otro marinero, a los que animó a "dar el todo por el todo" y nadar hasta las balsas "como fuese". Los tres se lanzaron, pero solo él consiguió llegar.

Argibay pudo regresar a España con un salvoconducto tramitado por la embajada española en Senegal, ya que el marinero perdió su documentación en el hundimiento. 

"Naceunos un fillo"

En Moaña le espera, ansiosa su familia. Sus padres, Antonio y Matilde, exclamaban ayer a FARO: "Naceunos un fillo!". Tras días de "sinvivir" recibieron la llamada que les devolvió la alegría el domingo de madrugada. "Chamounos ás 5 da mañá", relatan. "Estamos contentos pero sentimos con toda el alma que haya tres desaparecidos", añadía el matrimonio, que piensa celebrar el regreso de Fernando con una comida familiar.  

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

POR RAFAEL L. TORRE

Fotógrafos callejeros

Los pontevedreses disfrutaron desde los años 40 de una saga inolvidable que compusieron las...

 
 

ANTONIO TOURIÑO

¡Para qué más juzgados si ya hay ´Lexnet´!

Cierto rostro de perplejidad debería quedarles a muchos el...

 
 

FEDERICO MARTINÓN SÁNCHEZ

León XIII, un ejemplo de ´envejecimiento satisfactorio´

El 20 de junio de 1903, León XIII tenía ya más...

 
 

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ COELLO

El sifón sin cabeza

Si hay algo que hasta la fecha me había intrigado era lo de? el sifón sin cabeza....

 
 

JULIO SANTOS PENA

Nuevos aires en el BNG local

Suerte Xurxo El BNG inicia una nueva etapa, otra más de esas...

 
 

DAVID OTERO*

As bibliotecas

Poñen o seu día no vintecatro deste mes, martes, pero a grande palabra biblioteca...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine