08 de febrero de 2017
08.02.2017

El pósito de Vigo impulsa la lonja de Canido con el sello "PescadeRías" para sus capturas

La cofradía obtiene la certificación gallega que revaloriza la pesca - La iniciativa se une a los planes del erizo, del pulpo y al nuevo pantalán proyectado

08.02.2017 | 02:07

La cofradía de pescadores San Francisco de Vigo ha dado un paso más en su plan para revalorizar el pósito y la lonja de Canido con la certificación de sus capturas a través del sello PescadeRías, de onde senón? de la Xunta. Otorgado a finales del pasado mes tras un proceso de auditoría que duró varios meses -desde el pasado verano-, la marca permite comercializar bivalvos, cefalópodos e crustáceos bajo esta marca que certifica el origen fresco, artesanal y gallego de las capturas de los cerca de 200 asociados.

Tras poner a punto los sistemas informáticos el pósito empezó este mes a utilizar el sello, según explica Misael García, el buceador patrón mayor de la cofradía desde 2014. Pese a que en un principio se barajó el certificar también el pescado, finalmente optaron por retrasarlo para probar antes con otros productos como la navaja o el percebe. Quedan fuera también los equinodermos, ya que la principal especie, el erizo, es un producto de exportación.

Con esta iniciativa desde el pósito dan un paso más en su apuesta por impulsar tanto la cofradía como la lonja, a la que suman:

| Plan para el erizo. Una de las principales iniciativas que llevaron a cabo desde la dirección de la cofradía fue crear un plan para controlar una de las especies más importantes que capturan sus asociados: el erizo. Los barcos del pósito que se dedican a esta especie -precisamente en esta época del año- tuvieron un límite de 150 kilos diarios, lo que dejaba la campaña en unas 30 toneladas de máximo (antes se llegaba a 70), y un precio mínimo de venta fijado en 5 euros. En esta campaña se rebajaron las toneladas a 24 y el precio mínimo sube a 5,5 euros el kilo.

| Promoción del pulpo. El verano pasado desde la lonja de Canido se empezó a comercializar pulpo pescado por las embarcaciones de la cofradía con la idea de aprovechar el turismo estival y la demanda local. La idea era vender cefalópodo made in Vigo, diferente al del resto de la Ría según sus pescadores, con un tamaño que supere el kilo o kilo y medio y con un precio mínimo. Y el aumento fue notable, ya que de comercializar 94,5 kilos en 2015 se pasó el año pasado a 368,3, un 290% más, lo que hizo que casi se quintuplicaran las ventas. Ahora la venta de esta especie tendrá un impulso mayor, ya que llevará consigo el sello PescadeRías.

| Nuevo pantalán. Desde la cofradía solicitaron el año pasado a Portos un pantalán en la zona de Canido para dar mejor servicio a sus asociados. Tras realizar la batimetría, esta misma semana acudirán técnicos a la zona para hacer la caracterización de los sedimentos. . "Es un proceso que va a ser lento y puede durar cerca de dos años. Al menos ya está en marcha", informó el patrón mayor, Misael García, que también explicó que recientemente se arregló la rampa al mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

X.L. MÉNDEZ FERRÍN

Gloria ao Padre Merino

Do Día das Linguas, que serve para esconxurar o sentemento reaccionario da maldición de Babel,...

 
 

LUIS M. ALONSO

La respuesta

El Gobierno confía en una respuesta tranquilizadora de Puigdemont. "No, yo no...

 
 

MANUEL BRAGADO

Arde Galicia

Na pasada fin de semana os lumes volveron asolagar Galicia. Máis dun cento de incendios...

 
 

G. GARCÍA-ALCALDE

Estafadores de la buena fe

Los nacionalismos son intempestivos y algunos indigenismos son estúpidos. Ambos se...

 
 

PEDRO DE SILVA

Las 5 de la tarde a las 10 de la mañana

En el día a día, la persona (máscara)...

 
 

MANUEL CAMPO VIDAL

Cataluña: esperanza sin descartar lo peor

Treinta años de dejación, tras siglos de reivindicación, no lo...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine