02 de diciembre de 2016
Un sector con gran importancia en Galicia

El cerco que comparte cupos llega a fin de año con cuota por primera vez desde 2013

La mejora en la regulación interna y el aumento del cupo de jurel, clave -Lamentan el bajo precio de la especie y barajan un paro a mediados de mes -Superan el consumo de xarda en un 90%

02.12.2016 | 02:11
El cerco que comparte cupos llega a fin de año con cuota por primera vez desde 2013

El cerco en gestión conjunta representados por la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga) -integrada también por la flota viguesa de este segmento- llega por primera vez con cuota suficiente a final de año desde 2013. A través de "una mejor regulación", los barcos que forman esta organización -en torno al 70% de todos los cerqueros que hay en Galicia- han conseguido llegar a diciembre con cuota de xarda -o caballa- y jurel, sus dos especies principales junto con la anchoa y la sardina. "Estiramos la cuota lo suficiente para poder llegar a fin de año", explica Andrés García, portavoz de Acerga.

Pese a que ya han superado las cuotas de xarda y jurel en un 90%, la realidad de la flota este año dista mucho de los anteriores, marcados por las movilizaciones por la falta de cupos y de momentos difíciles de olvidar como las manifestaciones con disturbios y cargas policiales incluidas o la acampada del año pasado que duró casi 90 días en San Caetano, Santiago, para exigir un reparto más justo.

Este 2016, sin embargo, transcurrió sin accidentes y el sector pudo salir a faenar sin el temor de los cierres de pesquería, salvo en el caso de la anchoa (especialmente en la zona IXa, de Fisterra al sur). "El año sí que fue un poco mejor a nivel general", apunta Antonio González, presidente de la Asociación Provincial de Armadores de Buques de Cerco de Pontevedra, perteneciente a la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI).

Con todo, el jurel este año tardó muchos meses en aparecer y desde Acerga lamentaron el bajo precio que alcanzó la especie. En total, en los once primeros meses del año llegaron 24.813 toneladas de esta especie a las lonjas gallegas, que se vendieron por 23.095.815 euros. El precio medio fue de 0,7 euros el kilo, inferior al promedio de 0,84 que alcanzó en 2015. Igualmente, el coste máximo fue de 14,6 euros este año, mientras que en todo el curso pasado fue de 15,19.

Ahora los miembros de Acerga se reunirán este sábado y entre las decisiones que tomen podría estar un paro de la pesca programado para toda la flota que comience el 15 de diciembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alta cocina del bocata

De vez en cuando me voy con el escritor Óscar Scopa (que sigue con su seminario sobre la...

 
 

La tradición se cumple en O Morrazo

Está bien que gobiernos que no se distinguen precisamente por sus...

 
 

ANTONIO PRESAS

Obxectivo: conservar os 20.000 habitantes

O concello de Lalín nestes últimos anos vive unha situación de...

 
 

MANUEL ÁNGEL REY CHAO*

Vender humo

Vetronio Turino, en la época del emperador Alejando Severo, estafaba en Roma a los incautos...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

Las visitas

Así pues, analizada ya con cierta perspectiva la reciente visita del máximo mandatario de...

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

Comercio

Amazon, la empresa gigantesca de internet que comenzó vendiendo libros y discos y ahora...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine