Plan de modernización y sostenibilidad para el cultivo de mejillón en Galicia

Mejilloneros y Mar "reinventan" las bateas para aumentar la productividad de las rías

Los parques podrán pasar de 550 a 900 metros cuadrados, de manera que el sector tendría acceso a nuevas ayudas de la UE -La consellería reserva ya 30 millones de euros para la conversión

21.09.2016 | 04:55
Reunión de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, ayer, con la mesa del mejillón en Intecmar. // Iñaki Abella
Reunión de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, ayer, con la mesa del mejillón en Intecmar. // Iñaki Abella

El actual modelo de batea puede desaparecer pronto. Los productores gallegos y la Consellería do Mar pactan una transformación de los viveros flotantes, que podrían pasar de 550 a 900 metros cuadrados de superficie e instalar más cuerdas de cultivo solo allí donde la profundidad sea reducida.

Son dos de las medidas a introducir contempladas en el bautizado como "Plan de modernización y sostenibilidad de las estructuras de cultivo de moluscos bivalvos de Galicia". Por ahora es solo un borrador, pero pronto podrá convertirse en oficial, ya que introduce buena parte de las reivindicaciones que plantean los bateeiros desde hace años.

¿Y por qué se hace esto? Entre otras razones porque las ayudas de la UE tal y como se conocen se acaban. Bruselas prefiere financiar acciones de modernización, y por tanto no tiene encaje el actual modelo productivo si no aspira a algo más. De ahí la propuesta de transformar los parques de cultivo, tal y como la consellería y los mejilloneros pusieron sobre la mesa en diferentes reuniones mantenidas en los últimos tiempos.

Ayer se escenificó uno de esos encuentros. Fue en la sede del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), donde se dieron cita la conselleira Rosa Quintana, el director xeral de Pesca, Juan Carlos Maneiro, y los integrantes de la Comisión del Mejillón, que es el órgano en el que están representados todos los productores.

En ese foro se les entregó el citado borrador del plan de modernización, en el que se apuesta decididamente por la transformación de las bateas con "una triple finalidad": lograr más calidad en el conocido como "oro negro" de los viveros flotantes, incrementar la producción que actualmente sitúa a Galicia como segunda potencia mundial y alcanzar una mayor sostenibilidad ambiental.

Para conseguir todo esto, y a la espera de que lleguen las ayudas de Europa, Mar ya prevé la inversión en el periodo 2017-2020 de unos 30 millones de euros con los que modernizar alrededor de 2.000 de las 3.300 bateas fondeadas en Galicia. Eso sí, con la advertencia de que se trata de un proceso totalmente voluntario.

La propia conselleira explica que ante el reparto del nuevo Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP) "había dudas sobre la posibilidad de seguir manteniendo las ayudas públicas para la acuicultura, y esto nos llevó a mantener reuniones con el sector para estudiar soluciones conjuntas, pues lo que quiere Bruselas es financiar la innovación, no los modelos estructurales que se financiaban hasta ahora".

El resultado de esa búsqueda de alternativas es el citado plan de modernización y sostenibilidad, "con el que podremos seguir ayudando a este sector estratégico para Galicia", pronostica Quintana.

Ahora son los bateeiros los que deben estudiar el borrador y pronunciarse, sabedores de que si quieren seguir beneficiándose de las ayudas europeas para acuicultura tendrán que modernizarse.

"De lo que se trata es de desarrollar un nuevo modelo de batea utilizando igualmente la madera y todos los elementos tradicionales, pero con un toque de modernidad e innovación que nos permita ajustarnos a los criterios marcados por la UE en el sentido de potenciar la acuicultura al mismo tiempo que se preserva el ecosistema y se respeta la calidad de nuestras aguas", sentencia Quintana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine