Un buque cisterna a la deriva frente a Las Palmas rechaza ser remolcado pese a ser peligroso

09.09.2016 | 02:48

El buque cisterna Orestina, con bandera británica y matrícula de Gibraltar, llegó ayer al puerto de Las Palmas de Gran Canaria tras ser remolcado al quedarse a la deriva a unas seis millas de la costa este de Gran Canaria con 6.972 toneladas de fuel oil y 1.182 toneladas de gasóleo. El buque había rechazado en varias ocasiones el remolque hasta que la capitanía marítima de Las Palmas advirtió de que, de insistir en su negativa, sería apresado, algo que ya procedía a hacer la Guardia Cicil en el momento en el que aceptó la operación.

El propio buque-tanque comunicó al Centro de Salvamento de Las Palmas el pasado miércoles a las 19.10 horas que tenía un problema en el motor y estaba a la deriva. Se movilizó al Miguel de Cervantes ante el peligro que suponía la deriva del barco para el medio ambiente y para la costa canaria.

Sin embargo, el Orestina indica que no requiere asistencia y pese a la insistencia de la capitanía marítima para realizar la operación, los mandos del buque mantienen su negativa a iniciar el remolque a puerto.

Tras varios avisos, se optó por proceder al apresamiento del Orestina y el Helimer 210, con efectivos de la Guardia Civil a bordo, se situó en la posición del buque a la deriva, momento en el que los mandos del Orestina comunicaron al centro de Sasemar que aceptaban el remolque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine