Orpagu aconseja a sus barcos salir de aguas de San Tomé tras ser retenido el Alemar

La organizacón de palangreros de A Guarda recomienda esperar a que se disipen las dudas sobre las licencias

11.08.2016 | 14:13

La Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu) ha recomendado a sus barcos asociados que salgan de aguas de Santo Tomé y Príncipe hasta disipar la "incertidumbre" derivada del caso del palangrero 'Alemar Primero', que desde el fin de semana está retenido en el país a la espera de que las autoridades ratifiquen que tiene permitido pescar tintorera --tiburón azul-- en sus aguas.

Así lo ha trasladado a Europa Press la gerente de Orpagu, Juana María Parada, que ha subrayado que ante la "inseguridad jurídica" se ha tomado esta decisión de aconsejar a los buques que faenaban en las aguas del país africano que las abandonen. En este momento, incluido el barco retenido, había tres palangreros de la organización.

En cuanto a la situación del 'Alemar Primero', que el sábado tuvo que poner rumbo a puerto y permanece en él desde el domingo, Parada ha indicado que "están la Comisión Europea y Santo Tomé dándole vueltas a la literatura de la licencia". "Cuestiones burocráticas", ha resumido, señalando que les han pedido "paciencia" porque "quieren solucionarlo ellos por la vía diplomática".

En todo caso, ha vuelto a insistir en que el barco faena "bajo toda la legalidad del protocolo y la licencia" y "no hay lugar a sanción de ningún tipo". El barco fue llevado a puerto porque su licencia es para "túnidos y especies afines" pero no especifica la autorización sobre la tintorera, lo que Parada recalca que está permitido pero no consta porque "no hay espacio para todas las especies".

Finalmente, la gerente también ha criticado que fue por las presiones de la asociación ecologista Sea Shepherd que se instó a llevar este barco a puerto, y ha arremetido contra cómo se hizo el abordaje y la inspección, "a punta de pistola". "Asustaron a los tripulantes, las formas no fueron las mejores ni las más protocolarias", ha concluido.

Cercenar aletas

En cuanto al cercenamiento de aletas de tiburón, la gerente de Orpagu ha reconocido que sí se cortaron aletas a bordo, pero ha aclarado que no se hizo en tiburones capturados en aguas de Santo Tomé y Príncipe y que "en ningún caso se tiró el tiburón al mar".

Según ha dicho, pese a todo, este "es un tema aparte, independiente del motivo que llevó a Santo Tomé a llevar el barco a puerto". "Es un tema interno entre España y la Comisión Europea con el armador, Santo Tomé no tiene que entrar en eso", ha remarcado.

A renglón seguido, ha indicado que la Comisión Europea, España y Orpagu harán un seguimiento para ver "cómo fue eso" del cercenamiento y "actuar en consecuencia", si bien "lo prioritario" es que pueda partir el 'Alemar Primero' del país africano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine