El sector pesquero condena que el veto al arrastre de fondo carece de base científica

La patronal asegura que es una "cesión al chantaje de ecologistas radicales"

02.07.2016 | 01:42

La Confederación Española de Pesca (Cepesca), que agrupa a 38 asociaciones de armadores de buques de pesca con 800 empresas del sector, ha tachado de "errónea" y "arbitraria" la prohibición de la pesca de arrastre por debajo de los 800 metros en aguas comunitarias del Atlántico Nordeste, que acordaron este jueves las autoridades europeas en Bruselas, por considerar que "carece de base científica". La organización que dirige Javier Garat condena una decisión tomada por el Parlamento, Consejo y Comisión Europea y que, en su opinión, "solo responde a intereses políticos y a la cesión al chantaje y amenazas de los ecologistas radicales".

Garat sostiene que los fondos donde trabajan las flotas de arrastre suponen "una porción relativamente pequeña del océano y son áreas seleccionadas, que han sido altamente productivas durante décadas y que lo seguirán siendo, si se controla adecuadamente el esfuerzo pesquero". Por esta razón lamenta que se haya incluido esta medida, ya que "socava la legitimidad de las medidas de las organizaciones regionales de Pesca" y "reincide en el error de demonizar, sin ninguna evidencia científica, un arte altamente regulado y gestionado eficazmente". El problema de esta decisión, que no tiene un impacto sustancial en la flota gallega, es el precedente que pueda sentar en otros caladeros donde sí se faena a profundidades más elevadas.

Cepesca asegura que, sin esta prohibición, "el reglamento habría sido aceptado y celebrado por la mayoría de pescadores de la UE", que desean realizar una actividad "responsable y sostenible". De esta manera, Cepesca celebra la decisión de cierre de zonas donde haya constancia de ecosistemas marinos vulnerables, la congelación de la actividad pesquera en aguas profundas y la pesca exploratoria en reas nuevas, una vez se evalúe su impacto.

Reacción desde Galicia

Por su parte, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, tachó la decisión de "mala noticia", pero valoró que la medida se limite a las aguas comunitarias y que se "proteja" a las flotas que operan en otros caladeros. En declaraciones a los medios en Pontevedra, Quintana expuso que la oposición de la Xunta a esta medida "siempre ha sido clara" y ha abogado en todo momento por que se debe "demostrar científicamente" que la pesca de arrastre "está haciendo daño, cosa que creemos que no es así".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine