Una especie escasa

Los cerqueros gallegos apenas encuentran sardina grande a dos semanas de San Juan

La mayoría del recurso es de tamaño mediano y de poca calidad, por lo que los precios son bajos

09.06.2016 | 08:36
Imagen de unas sardinas, protagonistas en San Juan // Roller

Las festividades de Galicia y Portugal en las que la sardina se convierte en el producto estrella -el San Juan y el San Antonio- están a la vuelta de la esquina, pero las capturas realizadas por la flota de cerco están muy lejos de las logradas otros años a estas alturas. Aunque los pesqueros gallegos encuentran recurso en abundancia, la mayoría es de tamaño mediano, más pequeño que el que reclaman los consumidores, y su calidad "está lejos" de lo que se requiere para consumo humano, por lo que el sector espera que la situación mejore en los próximos días, con la captura de ejemplares más grandes, para que la campaña sea rentable.

"Hay mucha sardina pequeña, de más de 20 piezas por kilo, y lo ideal sería encontrarla de un tamaño de 14 o menos unidades por kilo", explica el portavoz de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), Andrés García. "Vimos sardina grande a principios de año, pero ahora que la necesitamos solo encontramos lo que nosotros llamamos medianillo, que tiene precios muy bajos", remarca el representante de la organización mayoritaria del sector.

El presidente de la otra asociación del cerco, Cerqueiros Galegos, Manuel Muñiz, confirma esas bajas cotizaciones: "Un barco de la asociación vendió el otro día 2.500 kilos a solo 30 céntimos el kilo". Pero la calidad del recurso que encuentra la flota tampoco es la idónea para consumo humano. "Tiene poca grasa, por lo que aún no es buena. Confiamos en que a finales de junio su calidad sea mayor y así, aunque no aparezcan ejemplares grandes, los precios suban (que se tripliquen o cuadripliquen) y la pesquería sea rentable", subraya Muñiz.

El San Antonio en Portugal es el próximo lunes y el San Juan justo dentro de dos semanas, por lo que este mes y los del verano son en los que el sector suele sacar los mejores rendimientos de la pesquería. Este año, además, las cuotas son muy limitadas por el plan de gestión diseñado por España y Portugal para facilitar la recuperación de la especie. En total, las flotas española y lusa podrán capturar 14.000 toneladas (6.720, el 48%, son para España), 10.000 en el primer semestre y las 4.000 restantes en el segundo.

El portavoz de Acerga confía en que las buenas condiciones meteorológicas de los próximos días favorezcan la aparición de sardina grande y que el sector pueda atender la demanda de cara al San Antonio y el San Juan. Precisamente, para aprovechar este mayor tirón de la especie en los mercados, la flota duplicó recientemente -de 3.000 a 6.000 kilos por semana y barco- los topes de captura de la sardina.

Una medida que pretende compensar además la mala campaña del jurel, "nefasta" desde que comenzó el año. "El recurso que encontramos viene mezclado, jurel grande con pequeño, y los precios son muy bajos, unos 3,5 euros la caja de 15 kilos. Y eso que los socios de Acerga decidimos bajar los topes de captura de jurel a 400 cajas por barco y día para favorecer una mejora de las cotizaciones en lonja", lamenta García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine