La Xunta exige a una pesquera de Vigo que devuelva la ayuda para desguazar su barco

Pesquera Carbal tuvo que pedir concurso por el retraso de la Administración en abonar la ayuda -El TSXG le da la razón y la Consellería presenta recurso

13.03.2016 | 02:30
El "Carbal Primero", en el Puerto de Vigo. // Ángel Godar Moreira

La compañía viguesa Pesquera Carbal recibió una subvención de 834.151,5 euros en noviembre de 2010 para el desguace del palangrero Carbal Primero, cuyo importe destinó a pagar las deudas con sus acreedores ya que un año antes había solicitado concurso de acreedores. La Consellería do Medio Rural e do Mar reclamó a la empresa el reintegro total de la ayuda por incumplir la normativa, que prohibe que los beneficiarios de estas subvenciones las ingresen si están en suspensión de pagos. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acaba de tumbar las pretensiones de la Xunta al entender que Pesquera Carbal pidió concurso por el retraso en el cobro de la ayuda. Contra esta sentencia, del 28 de enero, el Ejecutivo autonómico ha decidido interponer un recurso contencioso-administrativo.

Según la documentación que consta en el fallo judicial, al que ha tenido acceso FARO, la firma viguesa solicitó el septiembre de 2008 la subvención para el Carbal Primero, y paralizó la actividad del mismo en noviembre del mismo año con la entrega del rol del barco en Capitanía Marítima. Pero, al no percibir la subvención, y "ante la presión de sus acreedores", presentó la declaración voluntaria de concurso de acreedores en marzo de 2009. De acuerdo a la sentencia, la compañía entregó a la Xunta la documentación que acreditaba que estaba en proceso concursal, razón por la que los tres magistrados del TSXG entienden que no hubo ocultación de la situación de quiebra.

El 29 de enero de 2010 se dictó la resolución de la concesión de la ayuda y el buque fue desguazado en octubre de ese mismo año. El dinero, que ingresó un mes más tarde, fue destinado "a pagar las deudas de la sociedad". Pesquera Carbal entiende que fue la Xunta quien incurrió en "culpa grave" al examinar toda la documentación presentada, y en todo caso entiende que una ayuda para desguace no necesita que el beneficiario aporte ningún proyecto de viabilidad. La Xunta entiende que el cese de actividad del barco fue un hecho voluntario, y que por tanto la declaración de concurso no se debió a la demora en el desembolso de la subvención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine