El buen tiempo propicia el encordado y desdoble de mejillón en las bateas gallegas

El sector compatibiliza los trabajos con las labores diarias de extracción y comercialización del producto

04.02.2016 | 02:26
Dos hombres realizan tareas de encordado. // Iñaki Abella

La ausencia de temporales facilita el trabajo en el mar, y eso lo saben también los bateeiros que estos días intensifican su presencia en la costa y los parques de cultivo flotantes tanto para recolectar mejilla como para encordarla o efectuar labores de desdoble.

A esto se suma el trabajo diario de extracción y comercialización de molusco, que sigue su curso aunque no resulte especialmente intenso, ya que en esta época del año está "casi todo vendido".

Empezando por esto último, puede decirse que el fuerte tirón del mercado en la recta final de 2015 hace que el mejillón más grande brille ahora por su ausencia. El más utilizado en estos momentos es el conocido como "lacasito" y "europeo", es decir, el mejillón de menor tamaño, con una importante demanda en Francia e Italia.

En cuanto a los trabajos de encordado que se realizan en la actualidad, hay que recordar que la campaña de recolección de la mejilla en el litoral comenzó a principios de diciembre. Lo que hacen los productores es llevar esa cría de molusco a sus bateas para colocarla en las cuerdas que cuelgan del emparrillado, hasta alcanzar el tamaño adecuado para proceder al desdoble.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine