Elecciones en la cooperativa viguesa

Javier Touza reelegido como presidente de ARVI por tan solo un voto de diferencia

-El responsable de Chymar obtiene 39 votos frente a los 38 que consiguió Iván López -Se registraron seis abstenciones -Los armadores rechazan la posibilidad de fractura

30.01.2016 | 03:37
Iván López (izquierda) estrecha la mano de Touza ante la mirada de Claudio Fernández. // Marta G. Brea

El culebrón ha llegado a su fin. La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) ya tiene nuevo presidente: Javier Touza Touza superó a Iván López Van der Veen en unas ajustadísimas votaciones (tan solo una papeleta de diferencia) en las primeras elecciones de la historia de la casa y repetirá como mandatario otros seis años. Por 39 votos contra 38 y seis abstenciones, el consejero delegado de Chymar representará a los armadores vigueses de aquí a 2022 si todo transcurre con normalidad.

La asamblea, celebrada ayer por la mañana en el edificio Ramiro Gordejuela (nombre del fallecido presidente que ostentó el cargo durante dos décadas), careció de sobresaltos y fue según el horario previsto. Junto al nombramiento de Touza se eligió como vicepresidente a Manuel González Fernández, presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca en el Gran Sol (Anasol), y como tesorero a Alberto J. Freire Plana, consejero delegado de Iberconsa y presidente de la Asociación de Empresas Comunitarias en Sociedades Mixtas de Pesca (Acemix). Claudio Fernández Ibáñez, el responsable de la Asociación Nacional de Armadores de Buques de Palangreros de Altura (Anapa) que en las últimas semanas se había especulado con su posible posicionamiento como tercer candidato, ejercerá finalmente como secretario.

Según pudo saber este periódico, tras la exposición de ambos candidatos (con una duración estimada de 10 minutos cada uno), finalmente no se produjo debate alguno como se esperaba. "No hubo ninguna pregunta por parte de los armadores para ninguno de los candidatos", decía ayer sorprendido un miembro de la cooperativa a la salida del encuentro.

Pese a que desde la cooperativa no quisieron revelar lo ajustado de las votaciones, este periódico supo que Touza ganó por tan solo un voto de las 83 papeletas entregadas, entre las que hubo también seis abstenciones. Debido a la falta de números oficiales, es difícil decir con exactitud cuál fue el porcentaje de participación -se estima que no llegó al 50%- pero sí llegaron al mínimo necesario para la celebración de los comicios.

¿Fractura?

Tanto López como Touza, que no realizaron declaraciones a los medios durante el proceso electoral debido a un pacto de silencio interno, sí hablaron a la salida de la asamblea. Ambos coincidieron en una cosa: "el ajustado resultado no quiere decir que exista una fractura en la cooperativa". Ejemplo de ello fue una escena que se vivió a la salida del edificio. Allí Touza se encontraba hablando cuando López se acercó para pedirle amablemente un cigarrillo. Un momento que demostró el buen clima pese a la disparidad que demostraron los armadores en las urnas.

Pero estos comicios, en definitiva, sí marcan un punto de inflexión. Y es que a partir de este momento se da carpetazo a más de tres meses en los que el arraigado consenso entre armadores estaba en el aire por primera vez desde hace medio siglo, cuando se creó la asociación.

Fue por este motivo que las elecciones adquirieron un cariz histórico. Sobre todo tras la anterior asamblea en la que López, ahora derrotado, iba a ser proclamado presidente tras ganar una votación en el seno del consejo al propio Touza. El ahora presidente había dimitido en favor del gerente de Pesquera Áncora, pero finalmente, ante la petición de algunos de los presentes (pertenecientes a Anasol), decidió dar un paso al frente para postularse como candidato, lo que abrió el proceso electoral que concluyó ayer al mediodía, momento en el que hubo "fumata blanca", como acostumbra a decir el gerente de la cooperativa, José Ramón Fuertes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine