Doscientos marineros del cerco se encierran en María Pita

Se unen a la concentración que tiene lugar en el Concello de Bueu con el fin de pedir un reparto de cuotas más justo

12.01.2016 | 21:35

Cerca de dos centenares de marineros de la flota del cerco se han encerrado hoy en la sede principal del Ayuntamiento de A Coruña, el palacio de María Pita, para reclamar un "reparto justo de cuotas de pesca".

Pasadas las 17 horas de hoy han llegado a la plaza de María Pita los marineros que trabajan en los barcos desde Camariñas hacia el norte y se han concentrado tras una pancarta que decía: "Por un reparto justo de cuotas de pesca para todos".

Marcos Alfeirán, que es patrón y pertenece a la directiva de la Asociación de Armadores del Cerco de Galicia (Acerga), ha explicado a los medios de comunicación que hoy han llegado "a un acuerdo" con la Consellería del Mar de la Xunta de Galicia aunque a ninguna asociación le sirve.

"Es verdad que hay un pequeño avance, pero no estamos contentos porque no es igualitario, no iguala la cosa. Simplemente los barcos que no teníamos nada, ahora tienen un mínimo que afecta a diez o quince barcos, pero el problema es el mismo de siempre, hay quien tiene mucho y quien no tiene nada", ha apuntado.

Lo que reclaman es "que las cuotas vuelvan a ser del Estado y que haya un plan de gestión para el Cantábrico Noroeste en el que todos los barcos sean iguales", pues ahora el reparto europeo se hace por comunidades y algunas tienen muchas menos embarcaciones que Galicia.

Por eso ha anunciado Alfeirán su intención de encerrarse en el palacio de María Pita junto con sus casi doscientos compañeros, en una iniciativa que se reproduce en el municipio coruñés de Porto do Son y en el pontevedrés de Bueu.

Estarán encerrados, como mínimo, hasta el jueves, cuando está prevista una reunión en Madrid, y esperarán a "tener noticias" de los que vayan a este encuentro.

Acuden a María Pita "con sacos de dormir y una almohada" y también con el compromiso de "que no haya altercados", además del respaldo del Consistorio que opina que la causa "es justa".

En el encierro hay, asimismo, rederas, y fueron todos ellos recibidos por el alcalde, Xulio Ferreiro, que les ha facilitado una calefacción para que no pasen frío.

Ferreiro ha detallado ante los medios que los marineros estarán "encerrados mientras dura la negociación para darle visibilidad a su problemática" y en el Consistorio apuestan por "ser comprensivos con su situación".

"Desde el Ayuntamiento si podemos echar una mano, no tenemos inconveniente en que estén un par de días aquí siempre que, como lugar de trabajo e institución pública, podamos convivir y que todos puedan desarrollar su labor cotidiana", ha apuntado el regidor tras recibir un sonoro aplauso de los encerrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine