Una pesquería clave para Galicia

Un estudio de la CE critica la falta de acuerdo por el reparto de la sardina en aguas ibéricas

El informe, encargado por la Comisión de Pesca, insta a España y Portugal a dividir las capturas "a principios de año" -La flota lusa capturó el 65,6% de las 866,6 toneladas pescadas en 10 años

09.12.2015 | 01:58
Una descarga de sardina este año en el puerto de Cambados. // Noé Parga

La pesquería de sardina es una de las más problemáticas para la flota gallega. El plan de gestión señalaba que este año se podrían capturar 19.005 toneladas a repartir entre España y Portugal. Pese a que se limitó a 3.000 kilos a la semana por barco (6.000 en verano) para que durase lo más posible, el Gobierno no estableció los porcentajes que tendrían cada uno para faenar entre el Cantábrico y el golfo de Cádiz (las zonas VIIIc y IXa). Ahora, un informe sobre la pesca de sardina encargado por la Comisión de Pesca de la UE insta a los dos países a establecer la división del límite de captura "a principios de año", criticando de paso "la actual falta de acuerdo".

El estudio, destinado a conocer las características del stock -individuos mayores de un año-, la flota y las circunstancias socioeconómicas que produce, podría servir de base a la Unión Europea imponga un régimen de Totales Admisibles de Capturas (TAC) para el futuro. Para evitar esta situación, los dos países acordaron un plan de gestión para tres años que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en agosto del año pasado. Este plan establecía unos límites de capturas en función de la situación biológica de la especie, basándose en los datos de la biomasa establecidos el año anterior por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés).

En el informe, en el que participa el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y expertos portugueses y franceses, se especifica que las descargas de sardina "están bien documentadas" , sin embargo señalan una "falta de información socioeconómica" que "hace difícil evaluar la importancia real" de la pesquería y, por tanto, "establecer el impacto socioeconómico" que representan para las flotas y regiones que capturan la especie.

Además de las recomendaciones sobre el reparto, el estudio también recomienda "implementar y evaluar" medidas para proteger el stock del sur, así como "revisar el plan de gestión teniendo en cuenta la dinámica de la población en los últimos años". Por otro lado, apuestan por mejorar los estudios sobre la población y promover la comunicación de los datos sociales y económicos de las pesquerías.

Capturas

El reparto realizado entre ambos país este año fue desconocido por los armadores. "Pensamos que será de un 60% para Portugal y un 40% para nosotros", decían entonces, preguntados por este diario. Sin embargo, las cifras reflejadas en el informe no están nada claras. En los últimos diez años (entre 2004 y 2014), la flota lusa capturó el 65,61% de las 866.000,6 toneladas pescadas, mientras que España el 34,39% pese a tener una flota mayor. De hecho, hubo años en los que Portugal capturó más del 70% (como entre 2008 y 2011), llegando a un tope de 71,14%.

La situación se espera que sea todavía más crítica el próximo año, dado que el ICES ha propuesto rebajar las capturas un 92% en aguas ibéricas, hasta 1.587 toneladas. Cabe recordar que la flota lusa agotó su cupo en septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine