Un sector en lucha

El Gobierno reabre la pesquería de jurel para que el cerco de Galicia retome la actividad

El Ejecutivo intercambia 500 toneladas de caballa por jurel y permitirá la pesca desde el próximo lunes -Los armadores de Acerga deciden el sábado si levantan el amarre

05.11.2015 | 12:57
Barcos de cerco que permanecen amarrados en el puerto de Vigo. // Marta G. Brea

El Ministerio de Agricultura anunció ayer que ha intercambiado las 500 toneladas de caballa que el cerco gallego tenía sin capturar por otras tantas toneladas de jurel, por lo que el próximo lunes reabrirá la pesquería de esta última especie en aguas ibéricas con la idea de que los buques asociados a la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga) levanten sus protestas y retomen la actividad. Los integrantes de esta organización pesquera, sin embargo, decidirán el próximo sábado en asamblea si vuelven a faenar o mantienen sus actos reivindicativos para exigir un reparto "más justo" de la posibilidades de captura. De esta forma, los armadores mantienen hoy y mañana el amarre y la acampada ante el edificio administrativo de la Xunta en Santiago a la espera de lo que decida la asamblea.

El Ministerio de Agricultura destacó que este cambio de cuotas y la reapertura del caladero -decididos tras analizarlo con representantes de Acerga- permitirá reabrir la pesca de jurel tanto en la zona VIIIc (de Fisterra al golfo de Vizcaya) como en la IXa (de Fisterra al golfo de Cádiz). "Además, se consigue un beneficio general ya que la contrapartida de cuota, las 500 toneladas de caballa no capturadas por esta flota, se usará para reducir la sanción por sobrepescas de 2009 y 2010, repercutiendo en toda la flota del Cantábrico Noroeste, que tendrá más posibilidades de pesca para el año próximo", explicó el departamento que dirige Isabel García Tejerina en un comunicado.

El Gobierno también recalcó que una vez finalizada la campaña de este año convocará a todos los "actores involucrados (diferentes sectores y comunidades autónomas)" para analizar la eficacia de las medidas aplicadas en el plan de gestión del Cantábrico Noroeste. Una reunión en la que se abordaría la propuesta de Acerga de modificar el sistema de reparto de la posibilidades de captura.

A la espera de lo que decida la asamblea de armadores del cerco del próximo sábado, el portavoz de Acerga, Andrés García, prefirió no hacer un balance de lo que supone para el sector la decisión del Ejecutivo, aunque sí subrayó que pidieron al secretario general de Pesca, Andrés Hermida, que entregase por escrito sus compromisos. "Esto acaba de ocurrir y no puedo analizarlo en nombre de todos los miembros de Acerga. Personalmente, este paso me parece positivo pero tenemos que juzgar si es suficiente", señaló el representante de esta asociación de cerqueros, que agrupa a 120 de los casi 150 buques de cerco de la comunidad.

Gestiones para ir a Bruselas

El amarre de este segmento de flota comenzó hace ya más de dos semanas y los armadores siguen con las gestiones para exponer su problema en Bruselas. La idea es acudir a la ciudad belga el próximo martes y reunirse con el presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Alain Cadec. De hecho, Acerga está cerrando la agenda para todo el día con representantes de partidos como PSOE, BNG y AGE.

Precisamente, la eurodiputada del BNG Ana Miranda pidió ayer mediante una iniciativa parlamentaria que el comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, reciba a los representantes del cerco gallego para conocer "de primera mano" sus demandas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine