El cerco gallego regala 6.000 kilos de jurel en Santiago como medida de protesta

Los marineros dieron en la Alameda compostelana el equivalente a la cuota que tiene un barco para todo el año

16.10.2015 | 18:05
Entrega de jurel en la Alameda santiaguesa // X, ÁLVAREZ

El cerco gallego ha regalado este viernes 6.000 kilos de jurel, el equivalente a la cuota de una embarcación para todo el año, en la Alameda de Santiago de Compostela, en protesta por el cierre de la pesquería al Sur de Fisterra decretado por el Gobierno para este viernes.

A las 11,45 ha llegado a la Alameda un camión proveniente de A Coruña para repartir los últimos jureles pescados por el cerco gallego este año. Desde ese momento se han formado largas colas con decenas de vecinos y curiosos que se han acercado con bolsas de plásticos y carros de la compra.

En declaraciones a la prensa el presidente de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), José Blanco, ha denunciado la situación en la que se encuentran hasta fin de año, con la pesquería del jurel cerrada, la cuota de caballa "también acaba prácticamente", mientras que solo "con las sardinas no se puede vivir".

"Estamos hablando con los inspectores de trabajo a ver si podemos meter a la gente en el paro o a ver qué vamos a hacer, porque solución, ninguna", se ha lamentado.

Preguntado sobre si las administraciones les ofrecen alguna posibilidad para seguir pescando, Blanco critica que están "hartos" de llamar al Ministerio a Madrid y de que "no haya contestación de nada", mientras "enfrentan al sector" entre los que se unen para repartir de forma colectiva la cuota y el resto. Por ello, los cerqueros piden un reparto justo para "todo el mundo igual".

El sábado, 17 de octubre, el cerco gallego tendrá una asamblea en Portosín (12,00 horas) en la que analizarán las medidas a seguir su situación. Cuestionado sobre si seguirán las movilizaciones, Blanco ha sentenciado: "Parar, no vamos a parar".

Polémica por apreciaciones del Ministerio

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Secretaría General de Pesca, ha decretado el cierre para este viernes de la pesquería de jurel al Sur de Fisterra para la mayoría del cerco gallego por consumo de cuota para este año.

El cierre afecta a los cerqueros de la asociación Acerga que optaron por una gestión conjunta de su cuota individual para alargar lo posible la temporada de pesca este año.

Junto a esta decisión, ha creado malestar entre los miembros del cerco las apreciaciones del Ministerio en su decisión en las que afirma que en la flota del cerco gallega agrupada en Acerga "se constatan resultados económicos favorables", ya que "el valor de las capturas desembarcadas hasta agosto de 2015, supera el valor de las realizadas en las diferentes pesquerías durante todo el año 2014".

"Parece ser que el Ministerio dice que ya ganamos bastante, esperamos que hagan lo mismo, a partir de ahora el dinero que ganen que lo dejen para repartir a Cáritas, para los pobres, los colegios y los hospitales (...) empezando por la ministra y acabando en Santiago con nuestra conselleira", ha recriminado el presidente de Acerga.

"Si nosotros paramos de ganar y ya ganamos bastante, pues ellos también", ha proseguido con sus quejas al Ministerio el presidente de esta asociación del cerco.

Iniciativa al Congreso del BNG

En este contexto, la portavoz del BNG en Congreso, Olaia Fernández Davila, ha presentado una iniciativa en la Cámara Baja en la que exige a la ministra Isabel García Tejerina "flexibilidad" para otorgar "más cuota de jurel o de anchoa" a la flota del cerco de Galicia que hasta finales de año no tiene para pescar.

Así, ha instado a la ministra de Agricultura que tenga en cuenta la "dramática situación en la que quedó el sector del cerco de Galicia", ya que, ha advertido, el veto a la pesquería en la zona situada al sur de Fisterra supone "otro golpe más para la flota del cerco, condenada a no pescar en ningún sitio debido a los constantes vetos procedentes del Gobierno español y de la UE".

Olaia Fernández Davila ha criticado que se les "cercene su único modo de vida" y que el Gobierno "los deje en un callejón sin salida, conduciéndolos directamente al desguace". "No se les ha dado tregua, y cuando tenían un poco de cuota de una especie, se les quitaba de la otra", ha sentenciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine