La situación de la pesca gallega

El cerco gallego se queda sin jurel con el cierre de la pesquería al sur de Fisterra

Los barcos en gestión conjunta consumieron casi el 118% del cupo -El sector critica que se ampliase la cuota con la de 2016 sin consultar -Solo pueden capturar sardina y xarda

15.10.2015 | 02:08
Una descarga de jurel en el puerto de Cambados. // Iñaki Abella

El cerco gallego afronta la recta final de año con prácticamente nada que pescar. El Gobierno prohibió ayer la captura de jurel al sur de la comunidad -zona IXa, desde Fisterra hasta el golfo de Cádiz- para los barcos de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), que representa al 75% de las embarcaciones de este segmento de flota y que realiza una gestión conjunta de su cuota. Según la resolución del Ministerio de Agricultura, los cerqueros no podrán capturar jurel a partir de las 0.00 horas de mañana, después de que los barcos consumiesen el 117,98% de las posibilidades de pesca de las que disponían para el presente ejercicio.

El portavoz de Acerga, Andrés García, explica que el Ejecutivo les comunicó que la flota había consumido el 93,8% del cupo (4.096 toneladas) hasta el 8 de octubre, por lo que los barcos capturaron en los últimos siete días parte de la cuota del próximo año. García critica que la Secretaría General de pesca realizase este aumento sin consultar con el sector. "Nadie pidió que se aumentase el 10% y el Ministerio decidió hacerlo de oficio sin preguntarnos. No entendemos nada", recrimina el también patrón mayor de Sada. "La Administración toma las decisiones y después los únicos responsables somos nosotros, los de siempre", añade.

La asociación denuncia la "crítica" situación de su flota, que apenas dispone de cuota de sus principales especies objetivo. Con este nuevo cierre, los barcos de Acerga solo pueden dedicarse a la captura de sardina -con un tope de 6.000 kilos semanales- y xarda (o caballa). Precisamente, el sector apunta que esta última pesquería permanecerá abierta poco tiempo ya que los barcos están a punto de agotar el cupo para este año. "Nos queda muy poca cantidad, alrededor del 10%", aclara García, que recuerda que las embarcaciones tienen prohibido faenar en busca de anchoa (desde febrero en la zona IXa y desde principios de agosto en el Cantábrico, zona VIIIc), y jurel en el Cantábrico (desde el 15 de septiembre).

Los problemas de escasez de cuota no son una novedad para Acerga, que sostiene que es necesario modificar el criterio en el que se basa el Gobierno para repartir las posibilidades de pesca. "La distribución está mal hecha. No puede ser que un barco de Acerga cuente con 20 toneladas de una especie para todo el año y otro independiente, con 300. Que a unos les sobre cuota y a otros no les llegue es un claro ejemplo de que algo no está bien", argumenta el portavoz de los cerqueros.

Pescado gratis

La asociación repartirá mañana 3.000 kilos de jurel a partir de las 11.00 horas en la Alameda de Santiago para denunciar la situación de la flota. "Los interesados sólo tienen que acercarse con una bolsa o recipiente para llevarse el pescado. Las cocinas económicas, Cáritas, etcétera, que deseen recibir el alimento solo tienen que comunicarse con nosotros", apuntó Acerga en un comunicado. El presidente la asociación, José Blanco, criticó además que el Gobierno incumpliese la promesa de aumentar el cupo de anchoa. "Es un acto simbólico. Pedimos que la opinión pública nos apoye para sacar a estos políticos del Gobierno. Parece que lo único que quieren es acabar con la pesca gallega", lamentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine