Las empresas irlandesas aseguran que la búsqueda de crudo en Gran Sol no les preocupa

"Llevan 40 años tratando de hallar petróleo y no encontraron ni un barril", dice un empresario -Argentina, otra vez en pie de guerra contra Malvinas

07.10.2015 | 02:19

A las compañías irlandesas no les preocupa que Dublín haya autorizado a 43 compañías la búsqueda de crudo en una zona que abarca 257.700 kilómetros cuadrados en aguas de Gran Sol y Mar Céltico -donde faenan 69 barcos gallegos-. Tampoco que la petrolera Europa Oil & Gas Holdings haya estimado en 1,7 millones los barriles de combustible en el área de Porcupine hasta 2020. O eso dicen oficialmente. "Llevan 40 años tratando de hallar petróleo y no han encontrado nada, ningún barril", defiende un ejecutivo de la compañía pesquera Shellfish Ireland, presente en Conxemar en el pabellón patrocinado por su Gobierno.

Preguntado sobre el Plan IOSEA 5, con el que Dublín pretende impulsar de forma acelerada las prospecciones en sus aguas territoriales, el mismo ejecutivo indicó que "probablemente" la intención es la de "no ser tan dependientes" de los países árabes, especialmente en un contexto actual con graves problemas geopolíticos y guerras mediante. "Y donde podrían sacar petróleo no es donde faenamos". Pero, como defienden los armadores gallegos, el problema es que las propias prospecciones -con emisiones de sonidos a baja frecuencia que resultan letales para cualquier especie a menos de 500 metros del punto de lanzamiento- ya afectan de manera severa a la actividad extractiva. Y, si no han encontrado petróleo en 40 años, ¿por qué hay un plan gubernamental tan ambicioso con 43 grandes compañías? "Tendrán algún beneficio fiscal, supongo", zanjó el directivo.

Los conflictos

También en Malvinas, donde pescan 21 buques de capital gallego, se ha disparado la búsqueda de crudo, una situación que ha desatado un nuevo conflicto entre las islas y Buenos Aires. El Gobierno argentino declaró ayer "ilegales" y "clandestinas" las actividades desarrolladas por la petrolera Noble Falklands Limited en una zona próxima a las Malvinas, cuya soberanía reclama la nación suramericana al Reino Unido.

En una resolución publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Energía comunicó la decisión al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, a la Procuración del Tesoro y al Ministerio Público Fiscal, "a fin de que realicen las acciones legales que entiendan oportunas en el ámbito de su competencia".

La jueza federal de la ciudad argentina de Río Grande (provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas Malvinas) Lilian Herráez ordenó embargos por 156,4 millones de dólares, además del secuestro de barcos y de otros bienes pertenecientes a empresas petroleras que operan ilegalmente en aguas cercanas a Malvinas.

Según el Gobierno argentino, Noble Energy Falklands no se encuentra inscrita en los registros de la Secretaría de Energía de Argentina y, ante la ausencia de respuesta, el Ejecutivo procedió a declarar ilegal su actividad. En agosto de 2013, Argentina inhabilitó para operar en el país por un plazo de 20 años a las petroleras de capitales británicos Borders and Southern Petroleum, Desire Petroleum, Argos Resources y Falkland Oil and Gas por realizar actividades de exploración en las islas Malvinas.

Un año antes, el Gobierno ya había declarado "ilegales y clandestinas" las actividades de estas cuatro compañías en aguas cercanas a Malvinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine