Una amenaza para la flota gallega

Una petrolera aspira a extraer 1,7 millones de barriles de crudo en Gran Sol hasta 2020

Europa Oil & Gas Holdings es una de las beneficiarias de las nuevas licencias otorgadas por Irlanda -El área de extracción está en Porcupine y ocupa 1.550 kilómetros cuadrados

29.09.2015 | 02:17
Plataforma de prospección petrolífera de Kosmos Energy, aliada de Europa Oil & Gas. // Offshore Energy Today

Aunque las nuevas licencias concedidas por Irlanda para buscar crudo en aguas de Gran Sol, donde operan 69 buques gallegos, acaban de formalizarse, las empresas han comenzado ya los estudios para iniciar las operaciones dentro del plan 2015-2020 del Ejecutivo irlandés. Una de ellas es Europa Oil & Gas Holdings, que ha recibido la autorización para extraer crudo en dos áreas situadas en Porcupine, la zona más importante para los buques gallegos en este caladero (área VIIc). Se trata de las licencias FEL 2/13 y FEL 3/13, que ocupan un espacio de 1.550 kilómetros cuadrados. En base a las estimaciones de la propia compañía, se calcula que podrán obtener del fondo del mar 1,7 millones de barriles de crudo durante el periodo de vigencia de este plan (hasta 2020).

Ambas áreas de prospección estaban siendo inspeccionadas tanto por Europa Oil & Gas y Kosmos Energy Ireland (con base en Islas Caimán), si bien esta última compañía ha optado por retirarse. Europa, por su parte, tiene su sede social en Londres. "No tenemos ninguna duda a la hora de asumir las prospecciones de ambas licencias" aún sin el apoyo de Kosmos, declaró el consejero delegado de Europa Oil & Gas, Hugh Mackay. "Aunque estamos decepcionados de que Kosmos haya optado por retirarse de Irlanda entendemos la necesidad de racionalización de la cartera en el entorno empresarial actual. "Tenemos un equipo técnico muy potente", zanjó Mackay.

La nueva ronda de licencias de Irlanda para la búsqueda de crudo en sus aguas, cuyo plazo expiró el pasado 16 de septiembre, recibió 43 solicitudes, la mayor cifra de aspirantes en la historia de las prospecciones petrolíferas en estas aguas. Pese al silencio del Ejecutivo español, la flota gallega de Gran Sol -mayoritariamente con base en Vigo- ha reclamado información a las autoridades y el BNG ha formulado una pregunta en el Parlamento Europeo para conocer la opinión del Ejecutivo comunitario sobre las consecuencias que estas operaciones tendrán en el sector pesquero. Además de en Irlanda, también la flota de NAFO se ha visto cercada en los últimos siete años por la búsqueda de crudo, como ha venido publicando FARO.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine