Pescar un trabajo

Una veintena de alumnos de Vigo y O Morrazo realiza un curso para ser marinero como una alternativa al paro

05.06.2014 | 10:30
Participantes en un curso de formación de marineros. // Kike Álvarez / Gonzalo Núñez

Una veintena de personas, de Vigo y O Morrazo, participan desde el pasado día 26 en un curso de formación de marineros indispensable para poder enrolarse en un barco de pesca. La mayoría es gente joven -6 mujeres entre ellos- que busca en el mar la salida laboral que en tierra no encuentra. Reciben clases contra incendios, de supervivencia en el mar y desde hoy les espera la formación teórica. El curso, financiado por la Xunta con fondos europeos, consta de 70 horas en módulos de seguridad, supervivencia, incendios y primeros auxilios.Con estas clases obtendrán el certificado de formación básica marítima.

Nuria Alonso se introduce en la unidad móvil desplazada a Cangas por el centro de formación que imparte el curso, con una botella de aire, a oscuras y llena de humo. Se trata de un simulacro de rescate de un compañero atrapado a bordo de un barco. Impresiona meterse en la unidad porque supone estar a puerta cerrada dentro de un habitáculo con mucho humo y prácticamente sin visibilidad. Atentamente, dos instructores no pierden detalle y, entre uno y dos minutos después, abren las puertas para que salga el alumno.

Nuria, que es viguesa, y de una familia de conocidos marineros aunque ella estudió Enfermería, logró hacer la prueba, no sin antes expresar cierto temor, pero la superó como el resto de los alumnos -entre ellos un total de 6 mujeres- que siguen el curso, en el muelle pesquero de Cangas, para obtener el título de formación para marineros, necesario para enrolarse en un barco, el certificado de formación básica marítima.

El caso de Nuria es como el de la mayoría de la veintena de alumnos matriculados en este curso que se han decidido a realizarlo para poder encontrar en el mar la salida laboral que no encuentran en tierra.

Entre la gran mayoría de gente joven que acude al curso, también hay algún adulto, como es el caso de Salvador Santos, de 52 años y vecino de Bueu, que estuvo toda la vida embarcado, pero que vivió los últimos tres años en Madrid por motivos sentimentales hasta que tuvo que retornar y se encontró con que para poder trabajar a bordo de un barco, como antes, tenía que estar en posesión del certificado de formación para marineros en seguridad.

El curso está organizado por la Xunta con fondos de la Unión Europea y lo imparte el centro de formación Alfer. en colaboración con la Cofradía de Pescadores San José de Cangas, en cuyas dependencias se imparte la parte práctica.

La formación consiste en un curso de 70 horas de duración en el que los alumnos aprenden módulos de seguridad, supervivencia, de actuación contra incendios y de primeros auxilios.

Las clases comenzaron el pasado 26 de mayo y concluirán el día 9 de junio.

El lunes de la semana pasada realizaron la unidad de formación teórica y ya han realizado parte del módulo de seguridad y de supervivencia para lo cual el pasado martes realizaron la práctica en el mar, en el muelle de Cangas, con los trajes de inmersión.

El grupo de alumnos participó ayer en las clases de supervivencia en el mar, que incluía la utilización de una balsa salvavidas, y en los próximos días (hasta el lunes) les esperan la formación teórica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine