El vilagarciano se enroló en pesqueros tras perder su empleo como chófer

18.04.2014 | 19:41
Alvitres, en una fiesta familiar.

Francisco Manuel Alvitres Lema, de 55 años, es el ayudante de maquinista del Mar Nosso, y reside con su mujer y dos hijas en una pequeña casa de O Vento, un lugar del rural de Vilagarcía de Arousa. Alvitres Lema está ingresado en el hospital de Cabueñes, y fue tratado de hipotermia. Los médicos, sin embargo, creen que hoy mismo podrían darle el alta.

María del Carmen Iglesias, esposa del marinero, explica que se enteraron del naufragio por televisión sobre las 15 horas. "Sobre las tres y media conseguimos hablar con el armador pero no sabía como estaba Francisco. Pero sobre una hora más tarde nos devolvió la llamada para decirnos que estaba en el hospital de Cabueñes, y que estaba bien". Iglesias añade que a media tarde logró hablar con su marido. "Nos llamó un policía desde el hospital y le dejó su móvil a Francisco para que hablase un minuto con nosotras. Me dijo que estaba bien, que no me preocupase, y que creía que le darían el alta mañana (por hoy)".

Alvitres, de 55 años, llevaba uno embarcado en el Mar Nosso, aunque ya hacía tiempo que trabajaba en barcos pesqueros. Su familia cuenta que de joven hizo estudios de pesca, aunque posteriormente pasó la mayor parte de su vida laboral trabajando como camionero para una empresa de transportes radicada en el puerto de Marín. Realizaba viajes tanto por España como al extranjero.

Hace cinco años, sin embargo, quedó en el paro y decidió enrolarse en barcos de pesca. Según su mujer y sus hijas, de entre 21 y 24 años, aseguran que estaba muy contento en este pesquero. "Él estaba encantado con el barco y con su trabajo. Decía que con los años que tenía el barco estaba mucho mejor que otros más nuevos",aseguran en su familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine