Mauritania aplaza a julio la campaña que evaluará el estado real del pulpo

22.05.2013 | 09:20

El sector cefalopodero gallego, expulsado de Mauritania por el nuevo acuerdo de Bruselas con el país africano, está al límite de lo que puede aguantar. A su inactividad desde el pasado agosto y la escasa voluntad de Bruselas para revisar un pacto que no solo impide la pesca del pulpo sino que dificulta la del resto de las flotas -se usa menos del 15% de las licencias que permite el acuerdo-, se une ahora una nueva dilación que tiene al sector "muy indignado".

Se trata de las largas que Mauritania está dando a España para reunir a sus científicos a fin de perfilar la campaña experimental decidida como "urgente" en la última reunión bilateral científica entre la UE y Mauritania a fin de probar un nuevo modelo de gestión del pulpo en aquel caladero y comprobar la existencia de excedente de la especie, de forma que se permitiera la vuelta al caladero.

Según explicó ayer a este diario José Ramón Fontán, gerente de la Asociación Española de Cefalopoderos (Anacef) "ahora Mauritania responde a España que no será hasta julio" .

Y la respuesta del Gobierno español, da por seguro Fontán, "es que no se va a gastar nada más en medios científicos si no hay la certeza de que van a valer para algo, de que luego Mauritania no va a decir que no le valen, y que para que la campaña valga de algo tiene que participar la flota española, o al menos buena parte de ella".

Mientras, el sector cefalopodero gallego insiste en que "a partir de julio", cuando se acaben las ayudas a tripulantes y armadores por la parada obligada de acyividad en mauritania "se verá qué se hace, porque esta flota no tiene alternativas y los barcos no se pueden mantener si no pescan".

Desguaces

Así y pese a mantener intacta su voluntad de permanecer en activo y no desguazar los barcos, quizás a partir de agosto un par de unidades más se sumen a los tres buques de esta flota desguazados el pasado año en Canarias, donde la mayor parte tiene su registro, pese a ser de capital y tripulaciones gallegas en su mayor parte.

Mientras, los afectados por la parada de Mauritania preparan la que esperan que sea una gran manifestación de apoyo por parte de todas las localidades del Morrazo. La manifestación será el próximo viernes en Marín y se espera que su repercusión permita dejar a las claras la gran injusticia cometida por la UE con esta flota, basada en la "falsedad" de la escasez de erecurso, según recordó el protavoz de los armadores.

El acuerdo y su posible rechazo será analizado el próximo día 29 por la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo. El sector desea también que España, con el apoyo de otros países, reclame a la CE la anulación del acuerdo por su baja utilización y su elevado coste, de 70 millones de euros.

Enlaces recomendados: Premios Cine