Anfaco participa en un novedoso envase biodegradable que usa almidón de trigo

El proyecto europeo pretende lograr soluciones aplicables a la industria alimentaria "con coste competitivo y mínimo impacto ambiental"

01.05.2013 | 00:00
El equipo de investigación del proyecto Thinfish. // Anfaco-Cecopesca
El equipo de investigación del proyecto Thinfish. // Anfaco-Cecopesca

Investigadores del departamento de Tecnologías de Conservación de Alimentos del centro científico de la patronal conservera Anfaco-Cecopesca participan en un ambicioso proyecto de ámbito comunitario que pretende lograr envases aliementarios, que describen como "revolucionarios" y que usan almidón de trigo en su elaboración. El proyecto, denominado "Thinfish" es continuación de uno anterior, también comunitario, denominado "Cobapack" y pretende la mejora y aplicación de sus resultados a la industria, de forma que se consigan envases "más finos, de coste competitivo ycon el mínimo impacto ambiental, al ser reciclables y biodegrabdables", señala Sandra Rellán, responsable del área de I+D de Anfaco Cecopesca.

El proyecto, que comenzó el pasado septiembre y concluirá en 2015 (30 meses) tiene un presupuesto de un millón de euros. Está coordinado por la empresa valenciana Criimpla y en él participan, además, el Centro Tecnológico del Plástico Aimplas y la empresa búlgara Akumplast. Está financiado por la Executive Agency for Competitiveness and Innovation (Eaci)).

El objetivo es desarrollar nuevos envases "innovadores" fabricados con almidón de trigo y polipropileno para su utilización por la industria alimentaria.

"La idea es que entre dos capas de propileno se introduce el almidón, que se ha demostrado como una barrera muy potente contra los gases, como el oxígeno, lo que evita el deterioro de los alimentos",explica Rellán.

El propileno es recicabale y, el almidón, soluble en agua, es decir, biodegradable, por lo que los nuevos envases cumplirían el objetivo del proyecto de reducir su impacto ambiental.

El nuevo envase, en el que Anfaco asume la validación en lo que se refiere a la conservación de las propiedades de los alimentos, se presenta como una alternativa a los actuales en lo que se refiere a la conservación de productos que no precisan tratamiento térmico, como pescados y mariscos ahumados, en salazón, congelados o en fresco.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Érase una vez un lobito bueno

Coincidí el pasado viernes con Ana B. Gómez en un local de Vigo por...

 
 

X.L. MÉNDEZ FERRÍN

Galicia e as Europas paralelas

Asistín a unha interesante discusión sobre o cristianismo como parte...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

Los salarios

A poco que se analice con cierta calma, no resulta fácil explicar el motivo por el cual, según...

 
 

CEFERINO DE BLAS

La rebelión de Gómez Llorente

La polémica precongresual que libran los socialistas tiene...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Nuevo museo

Mientras los críticos discuten sobre la acústica de la Filarmónica del Elba, la espectacular...

 
 

PEDRO DE SILVA

Sin maquillaje

¿Tiene futuro el movimiento "sin maquillaje", en vanguardia de la lucha contra el sexismo y al...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine