La Guardia Civil localiza siete barcos de recreo falsificados en la ría de Pontevedra

Dos vecinos de Poio y otro de Pontevedra, presuntos implicados en los robos

08.03.2013 | 07:36

La Guardia Civil detuvo a un vecino de la localidad pontevedresa de Poio, J.A.P.V., de 46 años, en cuyo poder se intervinieron varias embarcaciones de recreo con el mismo nombre y folio en la ría de Pontevedra.

Según informó el instituto armado, las investigaciones, llevadas a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra en colaboración con la Capitanía Marítima de Vigo, se iniciaron a raíz de la proliferación de los robos y hurtos de embarcaciones que se venían produciendo en diversas localidades costeras de la provincia.

Además, en el transcurso de la investigación fueron intervenidas otras dos embarcaciones con matrículas falsas, una de ellas sustraída en 2011 en la localidad de Cangas.

En el registro realizado en un garaje anexo al domicilio del detenido se hallaron 13 motores fuera borda de dos tiempos, que tenían eliminadas o alteradas partes de sus numeraciones identificativas.

En el transcurso de la investigación se imputó también a J.V.M., de 58 años de edad y vecino de Poio, por colaborar en la falsificación de las embarcaciones y S.B.L. de 45 años de edad y vecino de Pontevedra, por poseer otra embarcación falsificada que había adquirido sin documentación.

Las embarcaciones fueron intervenidas con el apoyo de la Guardia Civil del Mar y remolcadas a un muelle de depósito para practicar un estudio sobre las mismas, con el fin de hallar su identificación real. Hasta el momento se ha logrado la identificación de todas ellas, excepto dos de poliéster y otra de madera, en las que se practicaron reformas desde su estado original.

La Guardia Civil detectó que es proceder habitual de algunos propietarios de embarcaciones de recreo, el sustituir una embarcación antigua de madera por otra de PVC, aludiendo al proceso de regularización (reforma) que propone la Ley 27/92 de Puertos del Estado y Marina mercante para barcos de pesca.

Sin embargo, la Guardia Civil explica que "este procedimiento no es correcto", ya que se trataría de una reforma en la embarcación "y nunca de la sustitución de una por otra".

"De detectarse esta irregularidad sin haber pasado el trámite previo de registro en Capitanía Marítima, se estaría ante una infracción de la Ley que conllevaría la inmovilización de la embarcación", adviertió ayer el instituto armado.

Enlaces recomendados: Premios Cine