02 de noviembre de 2016

El Corredor do Morrazo se cierra esta mañana durante tres meses entre Meira y Domaio

A las 10.00 horas se hará efectivo el cierre de seis kilómetros que se prolongará hasta el 23 de enero con la salvedad del periodo navideño

02.11.2016 | 09:37

Los mayores temores a la hora de iniciar la obra del Corredor se harán realidad al menos durante los próximos tres meses. Y es que hoy, a partir de las 10.00 horas, se cierra al tráfico esta carretera a lo largo de sus primeros seis kilómetros de trazado. Entre la salida de Meira y la rotonda de Domaio no se podrá circular hasta el próximo 23 de enero, aunque las empresas constructoras de los dos primeros subtramos de la futura autovía reabrirán la circulación íntegra durante el periodo navideño. Concretamente entre el 21 de diciembre y el 8 de enero.

Este cierre, que no se contemplaba en el proyecto inicial de las obras, ya ocasionó múltiples quejas en las redes sociales entre los vecinos de la comarca. Y es que se temen retenciones importantes en varios puntos. El primer foco conflictivo estaría en la propia salida de Meira, así como en las rotondas que enlazan el corredor con la carretera provincial de Meira de Arriba.

El descenso por este vial provincial, además de curvas pronunciadas, tiene uno de sus puntos más conflictivos en su último tramo, debido a los badenes bastante pronunciados que ralentizarán la circulación.

La intersección de la carretera provincial con la general PO-551 ya ocasionó embotellamientos durante los cortes temporales por voladuras. El semáforo apenas permanece en verde 12 segundos de cada turno, por lo que se impone reajustarlo para hacer más fluido el tráfico. Ya en la carretera general, semáforos como el del Cruce de A Guía o los del centro de Domaio, pueden acarrear también retenciones que, además de a los conductores, podrían dificultar el tránsito a los peatones que residen en estos barrios.

El corte en la propia rotonda de Domaio, que enlaza con la autopista AP-9, con Vilaboa y con la PO-551 que llega desde Moaña, será sin duda uno de los tramos con mayores problemas del tráfico. Será necesario un dispositivo especial de tráfico en este punto, pero también se espera un refuerzo para agilizar la circulación en los cascos urbanos de Cangas y Moaña.

Sobre todo este último municipio se llevará la peor parte del corte. El concejal de Mobilidade, Ezequiel Fernández, mostró ayer su malestar "porque no proxecto das obras dicíase claramente que non implicaban ningún peche total do Corredor". Lamenta que esta carretera "non dea servizo a boa parte dos moañeses, porque os enlaces están moi lonxe do litoral, e ademáis de ter que soportar os maiores danos do trazado, agora nos veremos tamén perxudicados polos atascos, será como voltar 12 anos atrás", apostilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 
Enlaces recomendados: Premios Cine