Mario A. Ortiz García: "Necesitamos hombres que le llamen la atención al que hace un chiste machista"

"No tenemos que sentirnos culpables, sino contribuir a cambiar un estado de cosas profundamente injusto"

10.10.2016 | 10:28
Mario Antonio Ortiz.

Cada vez son más los hombres que, tras un proceso de autocrítica y reflexión, acaban siendo proactivos a favor de la igualdad. Pero dar este paso no es fácil y la Universidad ofrece a su plantilla de profesores e investigadores la posibilidad de avanzar en esta introspección con un curso dirigido exclusivamente a personal masculino y que impartirá Mario Antonio Ortiz.

-¿Qué importancia tienen estos talleres a la hora de avanzar hacia una sociedad más igualitaria?

-Creo que son fundamentales. Parafraseando a Saramago: éste es un problema de los hombres que padecen principalmente, pero no solo, las mujeres. La violencia física o sexual es la punta de un iceberg en cuyas profundidades encontramos otras más sutiles y cotidianas: la psicológica; la económica; y sobre todo la simbólica: los chistes, la publicidad, los roles femeninos en cine y televisión o los comentarios sexistas. Y también están los micromachismos, actitudes de dominación "suave" o de baja intensidad por las que aún muchos hombres favorables a la igualdad y que no ejercen ningún tipo de maltrato directo no son conscientes de cómo se apropian del tiempo y la energía de las mujeres. Es el típico: "Yo ayudo a mi mujer con las tareas de casa". Y no somos conscientes porque se nos educa para priorizar nuestro proyecto personal al tiempo que a las mujeres se les educa para servir a su pareja, hijos y padres cuando lo necesiten. Solo involucrando a los hombres en esta toma de conciencia de que todas y todos somos hijas e hijos del patriarcado podremos avanzar hacia una sociedad más equitativa y justa.

-¿Hay receptividad entre los hombres a formarse en este tema?

-Uno de los grandes obstáculos al que nos enfrentarnos quienes trabajamos en este tema es la identificación de los términos "género" o "igualdad" como asunto exclusivamente de mujeres. Como si los hombres no fuéramos deformados por los mandatos del patriarcado en el sentido de tener que ser valientes, independientes, seguros de nosotros mismos, etcétera. Lo que decía Simone de Beauvoir sobre las mujeres es aplicable a nosotros. No nacemos hombres, nos hacen y ya luego nos hacemos hombres. Pero claro, no es lo mismo nacer dentro del colectivo de oprimidas que del opresor y no resulta fácil, hasta hace poco era casi imposible, encontrar hombres dispuestos a cuestionarse sus privilegios. No se trata solo de darnos permiso para sentir y superar el analfabetismo emocional con el que se nos educaba hasta hace muy poco, sino, sobre todo, de asumir una postura clara a favor de la equidad. De reconocer la deuda amorosa, sobre las tareas de cuidado y de sustento de la vida, que tenemos como sociedad con quienes comúnmente las han asumido como tareas propias de su sexo. No es una empresa sencilla cuando tienes tan pocos aliados. Y sin embargo cada vez más hombres se están atreviendo a explorarse a sí mismos y sus relaciones desde las gafas violetas: las de la perspectiva de género.

-¿Y qué pasa en el ámbito universitario?

-La universidad es un espacio particularmente propicio para impulsar estas transformaciones. Se espera de ella que apueste por la innovación, y no solo en términos tecnológicos, sino también en este sentido vital. Soy optimista y espero que el personal masculino aproveche esta oportunidad que se les brinda. No se trata de sentirnos culpables por los siglos de patriarcado, ni se trata de luchar contra lo que somos. Se trata sí de asumir nuestra responsabilidad cotidiana para contribuir a transformar cierto estado de cosas profundamente injusto. Y mi propuesta es hacerlo con cuidado, a modiño, con altas dosis de "terencia", es decir, de ternura y paciencia a partes iguales.

-¿Ayudan estos talleres a que los hombres se den cuenta de que mantienen actitudes machistas aun sin pretenderlo?

-Si no contribuyen cuando menos a esto no tendrían ningún sentido. Pero soy más ambicioso. Necesitamos hombres capaces de detectar y desenmascarar estos comportamientos dónde y cuándo sólo se reúnen hombres: para ver el fútbol, jugar a las cartas o salir de marcha. Si alguien hace un comentario o un chiste machista necesitamos hombres que no solo no se rían, sino que se atrevan a llamarle la atención, asertivamente, a ese amigo. En la medida en que minemos, entre todas y todos, el estatus de este tipo de comentarios, de esta cultura patriarcal permisiva con la inferiorización y cosificación de las mujeres, avanzaremos en la dirección correcta. Como se suele decir entre los grupos de hombres por la igualdad: el silencio nos hace cómplices.

-El hombre actual está obligado a reconstruirse, ¿cómo lo está afrontando?

-En primer lugar, la necesidad de reconstrucción personal y grupal frente al cambio es una constante de la especie humana. Y, en segundo lugar y aún más importante, si partimos de que no existe una única forma de ser mujer tampoco es posible hablar del hombre como colectivo homogéneo. Una de las grandes falacias del patriarcado es reducir el basto y rico arcoiris de la diversidad humana a dos tonalidades. Y si existen aún hoy en día muchas mujeres que reniegan del feminismo, también en el colectivo masculino hay una diversidad de posturas. Con suerte y como fruto de un esfuerzo de lucidez personal, cada vez hay más hombres que asumimos el reto de deconstruir el machismo al tiempo de cultivar nuevas identidades igualitarias, diversas y solidarias con la causa de la mujer y el propio desarrollo integral de los hombres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

FARO IMPULSA

El evento se celebrará el próximo 14 de diciembre y contará con ponencias de mujeres líderes en el entorno digital y tecnológico.
¡Inscríbete!


 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine