18 de junio de 2016
18.06.2016

Científicos del CSIC localizan en Cíes a la primera pareja de caballito narizón

Los investigadores de Hippocampus registran por primera vez en el archipiélago la especie guttulatus, la más común en aguas gallegas

18.06.2016 | 02:46
Uno de los ejemplares de guttulatus localizado en el parque Islas Atlánticas. // Proyecto Hippoparques

Aunque es la especie más común en aguas gallegas, el caballito narizón de Cíes se ha mostrado más reservado ante las cámaras que su único pariente en toda la costa europea -el Hippocampus hippocampus-, al que los investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas-CSIC ya fotografiaron el pasado febrero en el que constituye el tercer registro en nuestra comunidad.

Una pareja de caballito narizón -Hippocampus guttulatus- fue localizada el pasado día 9 durante una inmersión en la zona de Rodas. Los dos ejemplares se encontraban a 7 metros de profundidad y separados entre sí por unos 2 o 3 metros de distancia.

Con un peso idéntico de 26 gramos y unos 20 centímetros de envergadura, los expertos calculan que su edad sería de 2 o 3 años. "Aunque es época de reproducción, el macho todavía no estaba preñado. Seguramente lo estará en breve", señala Miguel Planas, responsable del grupo de Biología y Fisiología Larvaria de Peces y coordinador el proyecto Hippocampus.

La iniciativa, financiada por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, arrancó este mismo año para realizar el primer censo de caballitos en Cíes, así como su relación con las comunidades vegetales en las que viven. Los estudios también incluyen a los peces pipa, junto a los que integran la familia de los signátidos. De hecho, en la misma zona en la que apareció la pareja de narigón, los buzos localizaron varios ejemplares de peces pipa que se suman a los cuatro primeros avistados el pasado mayo.

El caballito común -Hippocampus hippocampus- y el narizón son especies simpátricas: "Coexisten en las mismas áreas pero no exactamente en los mismos hábitats. El guttulatus prefiere zonas más arenosas y de aguas tranquilas, poco batidas, mientras que la otra especie vive en fondos rocosos en los que hay corrientes marinas".

Los signátidos son muy sensibles a las alteraciones de los ecosistemas vegetales en los que viven, lo que los hace todavía más vulnerables, de ahí que el objetivo final del proyecto sea determinar cuáles son vitales para su supervivencia y proponer medidas de conservación. El grupo de Biología Costera de A Coruña se ocupa de caracterizar estos hábitats clave.

"En las inmersiones hemos visto que las praderas de zostera están en regresión y detectamos bastante invasión de especies exóticas que proceden de Australia o Japón", apunta Miquel Planas.

Los biólogos han establecido 9 transectos de entre 500 y 800 metros para estudiar en diferentes épocas. "Volveremos a finales de julio o principios de septiembre. En verano las poblaciones vegetales cambian mucho y es posible que alguna especie vegetal invasora reduzca su extensión", plantea.

Cuando acabe este primer año del proyecto, los expertos seleccionarán 3 transectos para llevar a cabo un estudio más pormenorizado en 2016 y 2017 durante la primavera, el verano y el otoño.

La iniciativa arrancó con una gran incertidumbre, puesto que es el primer estudio que se realiza en Cíes y hasta ahora solo se tenía noticia de la presencia de signátidos por los testimonios de pescadores e investigadores.

Los primeros ejemplares de caballito común, dos machos preñados, fueron localizados gracias a un navalleiro de Cangas, aunque se encontraban fuera de los transectos oficiales, donde solo se ha registrado la presencia de la pareja de guttulatus. Los investigadores han localizado más ejemplares de peces pipa, en concreto, de las especie Syngnathus acus, que es bastante común y parece más adaptada a hábitats diversos.

Aunque en Cíes todavía no la han registrado, la especie Syngnathus typhle sí está presente en Arcade. "Los pescadores de anguila las capturan accidentalmente y la Cofradía nos ha cedido muestras para poder hacer estudios genéticos poblacionales", explica Planas.

Esta parte del estudio corre a cargo de Carmen Bouza, de la Universidad de Santiago. A partir de muestras de la aleta dorsal de peces pipa y caballitos extraerán el ADN para determinar si las poblaciones de Cíes tienen características genéticas diferentes a las de la Ría y, por tanto, "una razón más para protegerlas". El grupo compostelano también realizará análisis de isótopos estables de carbono e hidrógeno para fijar la dieta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine