Suscriptor
Defensores de la fraternidad

El paradigma de integración vigués

El colegio Ramón y Cajal, con la mitad de alumnos extranjeros, se postula como ejemplo de convivencia frente al clima de inestabilidad social ante la inmigración

22.11.2015 | 08:26
La directora del centro Ramón y Cajal, Mada Miguens, a la izquierda, junto a la jefa de estudios, Chus Mariño, y un grupo de alumnos. // Marta G. Brea
La directora del centro Ramón y Cajal, Mada Miguens, a la izquierda, junto a la jefa de estudios, Chus Mariño, y un grupo de alumnos. // Marta G. Brea

El colegio público Ramón y Cajal presume de carácter internacional. Con veinte nacionalidades diferentes en sus aulas, los alumnos se educan en un ambiente multicultural que los docentes consideran más que positivo, un ejemplo de convivencia que enriquece a niños y profesores y a la propia ciudad, pero que presenta un reto al sistema educativo. Con la mitad de niños extranjeros, el centro se convierte en un ejemplo de integración donde la educación y la normalidad sirven como herramientas para crear un caldo de cultivo en el que sembrar la semilla de la tolerancia en medio del conflicto europeo de inmigración.

Los cambios demográficos y sociales han dado paso a países más complejos, multiculturales, que plantean un...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo