"Me viene mal por ubicación y no entiendo a quién beneficia"

El Sergas defiende la independencia de ambos ambulatorios aunque compartan edificio, pero el nuevo pediatra de los trasladados desde la Casa del Mar pertenece a la plantilla de Rosalía

03.06.2014 | 01:51
"Me viene mal por ubicación y no entiendo a quién beneficia"

Casi 2.000 niños de Vigo cambiaron ayer de centro de salud. Son los que tienen la cartilla adscrita al ambulatorio de Beiramar, que han estrenado dos nuevas consultas en el de Rosalía de Castro. Es la primera fase del traslado de profesionales y pacientes, que culminará en los próximos meses con el cierre de las dependencias sanitarias de la Casa del Mar. La mudanza del servicio de Pediatría de Beiramar coincide con la jubilación de uno de sus dos facultativos y con la baja del otro. Por ello, además de instalaciones, estos pequeños pacientes también estrenaron ayer médico. El otro especialista, cuya jornada se limita a dos horas al día, está ausente por baja laboral. Así, el único personal de la Casa del Mar que, junto a los pacientes, se mudó ayer al centro de salud de Rosalía fue una enfermera.

El Sergas defiende tajantemente que no se trata de una fusión de ambos centros de salud, sino que estos mantendrán su independencia organizativa, con dirección propia, y se limitarán a compartir edificio. Los sindicatos, sin embargo, son de la opinión de que se trata de la integración de ambos ambulatorios "con la pretensión de facilitar las intersustituciones de personal y reducir las necesidades de plantilla". Uno de los hechos en los que se apoyan para defender su teoría es que pacientes procedentes de la Casa del Mar ya están siendo atendidos por personal de Rosalía de Castro. Y es que, para sustituir a la pediatra jubilada la semana pasada, el Sergas ha amortizado la plaza de Beiramar y ha creado una nueva dentro de la plantilla de Rosalía.

De todos modos, en opinión de los trabajadores, el mayor perjuicio no es para los profesionales sino para las personas con cartilla en Beiramar, ya que "se aleja la atención de sus domicilios". Destacan Bouzas, Torrecedeira, Marqués de Valterra y Pi y Margall, como zonas más perjudicadas con la decisión.

De esta zona es Ana Belén Cuesta, que lamenta el traslado porque la Casa del Mar queda a cinco minutos de su casa y de las Carmelitas, colegio en el que estudia su hija Nerea. "No teníamos que preocuparnos por el coche", relata. Ayer solucionaron el problema del desplazamiento gracias a la abuela, que recogió a Nerea en el colegio y se subieron a un autobús para encontrarse en Rosalía de Castro con Ana Belén, que trabaja a pocos minutos. Reprueba también que el Sergas no haya enviado ninguna "comunicación oficial" a los afectados sobre la nueva situación. "Ahora tenemos una cita para el dentista para el día 12 y no sabemos dónde será", expone.

Rebeca Martínez Gándara, reside en Pi y Margall y ayer acudía a la nueva consulta con su hijo. "Para mí, es un cambio para mal por proximidad", afirma y explica: "antes solo tenía que bajar unas escaleras y ya estaba en el centro de salud". Critica que el jueves, cuando fue a solicitar la cita, los profesionales "aún no sabían que el lunes venían para aquí". Tampoco entiende "a quién beneficia el cambio".

El gerente del área sanitaria de Vigo, Mario González, se reunió la semana pasada con los trabajadores de Beiramar, pero no despejó las incógnitas sobre los motivos del traslado, según explican los sindicatos. Aseguran que, a pesar de que la Casa del Mar es propiedad del Instituto Social de la Marina, el Sergas no pagaba alquiler por las instalaciones, solo los gastos. Lo que sí necesitan estas dependencias son obras de reforma para "arreglar el suelo y las paredes". Pero en el edificio de Rosalía, propiedad de Sanidade, también es necesario efectuar reformas para adecuar las dos plantas que ocuparán las 13 consultas de Medicina de Familia. Por ello, con las firmas de la mayor parte de la plantilla de Beiramar, han solicitado a la Gerencia que detalle el ahorro que supone la mudanza.

No todo el mundo se siente perjudicado por la nueva ubicación. Adolfo Iglesias, que acudía a una revisión con su hijo, señala que el cambio no le "supone mucho" porque "el aparcamiento está más o menos igual de difícil". Destaca como punto positivo que las instalaciones de Rosalía de Castro, "son más modernas". Eso sí, considera que es necesario un pequeño período de "adaptación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine