Fondos europeos y estatales para crear nuevos referentes turísticos

El Concello proyecta unas escaleras mecánicas en el Casco Vello como las que ya existen en Barakaldo, Ermua, Barcelona, Santander o Sevilla

17.03.2013 | 00:00

Vigo intenta sobreponerse a su orografía. El Concello presupuesta y pone fecha a las primeras escaleras mecánicas exteriores del municipio entre Porta do Sol y Abeleira Menéndez. El proyecto cifrado en 1,7 millones de euros debería estar operativo en 2015 y crear un nuevo eje de comunicaciones entre el centro y la parte alta del Casco Vello. Busca multiplicar las 77 personas por hora que de media usan las empinadas escaleras de Segunda República. El gobierno local quiere evitar que los ciudadanos tengan que dar un rodeo para acudir a dependencias municipales y facilitar el acceso de turistas al Castro. Esta actuación toma el relevo a los fallidos proyectos del funicular planteado desde O Berbés hace un lustro y el más reciente del microbús eléctrico.

Las escaleras mecánicas que unirán Porta do Sol con Abeleira Menéndez a partir de 2015 supondrán un salto adelante en la planificación de las infraestructuras municipales. Es la primera vez que el gobierno local presupuesta y pone fecha a un proyecto para salvar las grandes pendientes y mejorar las comunicaciones con la zona alta del Casco Vello donde está ubicado el Ayuntamiento y se preveía trasladar el Registro Civil. Vecinos y comerciantes aplauden la iniciativa tras los intentos fallidos de superar la complicada orografía con un microbús eléctrico actualmente parado y la propuesta de construir un funicular desde O Berbés hasta San Sebastián que se comprometió a financiar el bipartito y se abandonó con el cambio de Gobierno en la Xunta.

La reforma planteada para la calle Segunda República será una importante novedad en Vigo, pero el sistema se ha ensayado con éxito en otra veintena de ciudades españolas y experimentó un importante impulso con la aprobación del primer Plan - en 2009. Muchos ayuntamientos como Plasencia, Barakaldo o Las Palmas de Gran Canaria invirtieron parte de los fondos estatales en rampas mecánicas, escaleras y ascensores para conectar zonas condicionadas por amplios desniveles.

Esto explica que en los últimos tres o cuatro años estas estructuras aparezcan con frecuencia en los cascos urbanos como solución para potenciar social y económicamente barrios históricamente mal comunicados o para facilitar el acceso a nuevos desarrollos urbanoss o centros administrativos o culturales.

En el caso de Vigo, el proyecto de la Concejalía de Fomento adelantado por FARO opta por unas escaleras mecánicas acristaladas que salvarán la pendiente de hasta un 25% que hay entre Porta do Sol y el Paseo de Granada. Están presupuestadas en 1,7 millones de euros porque irán cubiertas para poder ser utilizadas también los días de lluvia. "Este es un proyecto imparable, está totalmente centrado y va adelante. Esta actuación permitirá ver a los ciudadanos que es posible una ciudad más humana", defiende el alcalde, Abel Caballero.

El modelo será estéticamente similar a las escaleras del Cantón de la Soledad de Vitoria, las de Ermua -abiertas en 2006 y cubiertas un año después- o las inauguradas hace dos años en la escarpada región de Reggio Calabria, al sur de Italia. Son casos relativamente excepcionales, pues las estructuras más frecuentes son al descubierto como las que pueden verse en Burgos, Barakaldo, Santander, San Sebastián o Plasencia.

El País Vasco es la región que más fuerte apostó por estas nuevas formas de conectividad urbana con ejemplos en media docena de ciudades. Un estudio reciente de la Diputación de Gipúzkoa revela que el proyecto más valorado por los vecinos de San Sebastián en la anterior legislatura es el plan de movilidad que permitió construir escaleras eléctricas en los barrios de San Roque y Lizardi y cinco ascensores panorámicos como el de Azkorri, que funciona hasta las once de la noche y realiza unos 70 viajes a la hora. Soluciones similares se aplicaron aprovechando los fondos del Plan - en Barakaldo y Portugalete (Vizcaya), donde se invirtieron dos millones en rehabilitar las laderas de Azeta y construir un nuevo parque comunicado por rampas, escaleras y un elevador panorámico sobre la ría.

También con fondos estatales para el fomento del empleo se ejecutaron hace dos años en Plasencia unas escaleras exteriores que permitieron salvar el desnivel entre las avenidas del Valle y Alfonso VIII, dos de las calles más transitadas del municipio. Parte del Plan - se destinó a impulsar una ambiciosa intervención en la zona de los Riscos de Las Palmas de Gran Canaria con la construcción de cuatro elevadores y rampas para salvar grandes pendientes.

Todas estas infraestructuras siguen el ejemplo inaugurado por Barcelona hace cuatro décadas con la colocación de las primeras escaleras mecánicas en Plaza de Cataluña a las que siguieron nuevos tramos en el Parque Güell y Montjuic, y más recientemente en una docena de barrios hasta el punto de que uno de cada tres barceloneses usa estos sistemas una vez al mes, según estimaciones municipales.

A la ciudad condal se sumó Toledo en el año 2000 con una de las intervenciones más espectaculares y mejor integradas en el territorio. Los arquitectos Elías Torres y José Antonio Martínez Lapeña diseñador un acceso mecanizado al casco histórico incrustado en el terreno para minimizar su impacto visual. Para ejecutar el proyecto se aprovechó la concesión de 27 millones de euros al Ayuntamientos en varias convocatorias europeas. El Colegio de Arquitectos de Santiago de Compostela defendió este proyecto como alternativa a la construcción de un teleférico desde el centro de la urbe hasta la Cidade da Cultura por su elevado impacto en el entorno.

El proyecto presentado hace unos días en Vigo no es el único de similares características que está en marcha en Galicia. Hace solo un mes el Ayuntamiento de A Coruña presentaba la primera fase de un plan de movilidad que conectará la calle Plaza con el Mercado de San Agustín con el que aspira a dar servicio a 6.000 personas a la hora con una inversión de 152.198 euros. Más arriesgada fue la puesta en marcha del Mirador de San Pedro, una plataforma panorámica cuyas pérdidas desde su apertura en 2007 vienen demostrando que el principal reto de las administraciones es disponer de un buen plan de viabilidad y controlar los gastos de mantenimiento que el gobierno vigués aún no ha estimado.

La política mayoritaria seguida por los consistorios es cerrar a partir de medianoche tanto las escaleras como los ascensores para prevenir desperfectos. En casos como el de Santander, algunos grupos políticos han pedido la instalación de cámaras para identificar a quienes cometen actos vandálicos. En Barcelona, después de más de cuatro décadas de experiencia, fue necesario abrir en 2008 un centro de videovigilancia desde el que controlan 30 tramos de escaleras por toda la ciudad.

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine