El nuevo hospital incluirá la videovigilancia y seguimiento de bebés en sus domicilios

El proyecto "hospital en casa" permite la monitorización remota del niño 24 horas al día y el diagnóstico a distancia - Requiere una cámara IP, una línea de alta velocidad y un ordenador

 

a. méndez

Las distancias se acortan también en materia sanitaria. No es novedad que los padres pueden ver a sus hijos en la guardería desde su oficina, pero más sorprendente es la utilización de nuevas tecnologías en el cuidado médico de los recién nacidos. Los responsables de Neonatología del Xeral-Cíes y la Consellería de Sanidade están ultimando un revolucionario proyecto denominado "el hospital en casa" que permitirá a los facultativos seguir la evolución de los bebés prematuros en sus domicilios y diagnosticarlos a través de una cámara IP y un monitor después de haber sido dados de alta.

El objetivo es dar un salto cualitativo en la asistencia postalta aprovechando las mejoras dotacionales previstas en el diseño de la Unidad de Neonatología del nuevo hospital de Vigo, en cuya planificación intervino de forma directa el actual responsable de la UCI de Neonatos del Xeral, Carlos Sousa Rouco, presente en las reuniones técnicas de personal sanitario con el departamento de María José Rubio.

El sistema implica dotar a las familias de una cuna nido especialmente diseñada para bebés que permita a los médicos su monitorización remota vía web las 24 horas del día. La cama será semicubierta y tendrá audio incorporado, además de un sensor de movimiento "que enciende una alarma si el bebé deja de respirar", explica el promotor de la iniciativa, el doctor Sousa.

El bebé estará siempre vigilado desde la consulta, el trabajo de sus padres o cualquier otro lugar al que previamente se envíen las imágenes. "No exige un gran esfuerzo presupuestario de la consellería", advierte el responsable de la UCI de Neonatos del Xeral, quien estima una inversión inferior a 200 euros por cada una de las cunas. Éstas serán proporcionadas a las familias desde el hospital, que buscará cofinanciar el proyecto con entidades privadas.

Para poner en marcha el mecanismo sólo es necesario una cámara IP, una línea de alta velocidad en el domicilio, ADSL o cable, y un ordenador en el lugar de envío y recepción de las imágenes. No interfiere en el descanso de los pequeños.

Incidencias menores

El sistema está pensado para seguir su evolución al minuto, con posibilidad de grabado de vídeo. El equipo médico asignado al paciente podrá realizar diagnósticos desde el hospital siempre que se trate de incidencias de carácter menor y valiéndose del control remoto de la cámara, para dirigirse a la parte del cuerpo que le interesa. Otra de las ventajas para el personal sanitario es la posibilidad de supervisar la preparación de los biberones, especialmente importante en bebés cuya alimentación debe ser pautada al milímetro.

En un servicio con más de 300 ingresos anuales como Neonatología en Vigo y un nivel de ocupación medio de entre el 70 y el 75 por ciento, disponer de un mecanismo de asistencia remota resultará crucial para enviar a los bebés a sus domicilios con garantías al tiempo que se libera espacio en el hospital.

Un servicio prioritario que pasará de 130 a 1.500 metros cuadrados
Muchas esperanzas están depositadas en el proyecto del nuevo hospital de Vigo. Con su construcción se esperan paliar déficits históricos a nivel asistencial y reducir las listas de espera, pero también es la oportunidad para incorporar nuevas técnicas y poner en marcha proyectos que ahora por cuestiones de espacios son inviables. Una de las prioridades del Sergas será el servicio de Neonatología y su Unidad de Cuidados Intensivos, que dará un gran salto al pasar de los 130 metros cuadrados que ocupa actualmente en el Xeral a una superficie de casi 1.500, con alrededor de 4 metros por cada uno de los puestos o cunas disponibles. Permitirá aplicar lo que se denomina como "Cuidado Centrado en la Familia (FCC)", un nuevo concepto que supone la implicación de los padres en el proceso de cuidado de los bebés. "Permitirá realizar el método madre canguro, por el que ésta sostiene al bebé en sus brazos durante varias horas al día facilitando el contacto piel con piel", explica el responsable de la UCI de Neonatos vigués. La amplitud de espacio permitirá redimensionar el servicio y humanizarlo. El diseño del área de Neonatología del nuevo hospital incluye también espacios para la lactancia materna, habitaciones que permitan a la familia pasar la noche con sus hijos, acceso directo al área de partos y flexibilidad de horario, para que "los padres puedan estar las 24 horas con sus niños". "Toda una revolución", concluye el doctor Carlos Sousa Rouco, que está reforzando su equipo pensando ya en el nuevo proyecto.

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad 2009