Paseo, recados... y el móvil "por si acaso"

Mariano Rajoy desconecta en Sanxenxo hasta el domingo, pero está atento a cualquier paso que pueda darse en la formación de Gobierno -"Me sienta de miedo", dice sobre su estancia

31.12.2015 | 03:33
Mariano Rajoy, acompañado por José Benito Suárez, durante su caminata matinal. // Iñaki Abella

Caminatas matinales intensivas, gestiones bancarias, paseo por el centro de Pontevedra... como un ciudadano corriente más se mostró ayer Mariano Rajoy en su primera jornada de desconexión en Galicia tras diez días de infarto por el fragmentado resultado de las elecciones generales. Salvo que no se separó ni un segundo del teléfono, que lo llevaba en el bolsillo incluso cuando salió a correr por la mañana. "Lo llevo encima, por si acaso", dijo, al tiempo que lo enseñaba con la mano levantada. Y es que más de una semana después de los comicios no hay avances en las negociaciones para formar gobierno, aunque él reivindica su derecho a dirigir un Ejecutivo "de amplia base y representativo", que por eso el PP es el partido más votado."

"Me sienta de miedo", dijo sobre su estancia en Galicia, comunidad a la que llegó el martes por la tarde para pasar la Nochevieja. "Llevo aquí dieciséis horas y parece que llevo un mes", comentó. Se aloja en Sanxenxo con su mujer y sus dos hijos, en un apartamento en Silgar. La noche de Fin de Año cenará con su suegra en Pontevedra y la familia regresará a Madrid el domingo.

Hasta entonces hará una de las cosas que más le gustan: caminar a paso ligero por la Ruta da Pedra e da Auga, un sendero de unos siete kilómetros a caballo entre Ribadumia y Meis, que ayer en algunos de sus tramos tenía bastante barro como consecuencias de las últimas lluvias. Eran poco más de las nueve de la mañana cuando Rajoy inició la caminata. Con él iba su amigo José Benito Suárez, marido de la ministra de Fomento, Ana Pastor, y presidente de la Autoridad Portuaria de Marín.

Con atuendo deportivo y sin gafas, recorrió el sendero en apenas una hora y diez minutos. "Saldré a hacer ejercicio todos los días, salvo que caiga un superdiluvio, y aún así creo que saldré", declaró a mitad del paseo. Luego, parada en la iglesia del monasterio de Armenteira y desayuno en un bar -eran los únicos clientes-.

De política apenas quiso hablar. "Tras la primera ronda de contactos todos han definido sus posiciones y creo que ahora todo el mundo intentará tomarse un descanso de unos días", comentó, tras reivindicar su derecho a intentar formar gobierno bajo un pacto que incorpore a todos los partidos que crean en la "unidad nacional".

Después de la ruta de senderismo, el presidente en funciones se desplazó hasta Pontevedra para, entre otras cosas, realizar unas gestiones en una oficina de una entidad bancaria. Al salir de la misma dio un relajado paseo por la calle Gutiérrez Mellado, en la que reside su suegra, durante el cual dejó que numerosos vecinos se acercasen a él. La de ayer fue la primera visita que Rajoy realiza a su ciudad natal desde que en vísperas de las elecciones fuese agredido por un menor de edad frente a la capilla de A Peregrina. Una agresión que no ha cambiado su manera de recibir a los ciudadanos que quieren acercarse a saludarle o a fotografiarse con él, ni ha supuesto que se desplace con un operativo de seguridad más numeroso.

¿Su deseo para 2016? "Salud, salud para todos", respondió sin titubear el presidente en funciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine