Suscriptor
Juicio por un crimen que conmocionó a Galicia

Las grietas de una "familia idílica"

Todos los testigos aseguran en el juicio que la relación de Rosario y Alfonso con Asunta era "magnífica" -Los episodios en que la niña acudió a clase de música "dopada", como confirman las profesoras, siembran dudas

12.10.2015 | 08:11
Rosario Porto y Alfonso Basterra con Asunta, cuando era más pequeña, paseando por Santiago. // FdV
Rosario Porto y Alfonso Basterra con Asunta, cuando era más pequeña, paseando por Santiago. // FdV

Rosario no se quedaba a tomar algo tras los encuentros en el Ateneo "porque tenía que estar con la niña", aseguró un amigo muy próximo a la madre de Asunta en el juicio. Ambos progenitores estaban muy pendientes de la pequeña y de su educación, con clases de ballet, idiomas, música y todo tipo de actividades. La defensa trata de fortalecer el vínculo entre los padres y la pequeña antes de su fallecimiento. En la otra cara de la moneda están los mareos en clase y la desconfianza de la niña, narrada por sus maestras, de que la madre le daba "polvos blancos" y que nadie le quería decir la verdad.

Que la niña era "la máxima preocupación" del padre y de la madre es una constante en sus declaraciones desde...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo