OPINIÓN

La utilización responsable de las prestaciones sanitarias

Alberto Vaquero*

07.04.2014 | 17:08

Vaya por delante que soy un defensor de la sanidad pública. Y como tal me preocupa el mal uso y abuso de la misma. La economía permite señala que cuando no se establece algún tipo de regulación sobre el uso y disfrute de los servicios públicos se corre el peligro de que desaparezca la prestación.

Precisamente por ello se deben establecer mecanismos correctivos que impidan que los usuarios utilicen de forma indebida los recursos sanitarios. Con esto no se pretende limitar ni el acceso ni el uso de la prestación médica y hospitalaria a ningún paciente, ya que este servicio se paga con dinero de todos. Lo que se pretende es introducir racionalidad en las prestaciones. Cuando una persona se encuentra mal, claro que debe ir al médico, pero al mismo tiempo debe ser responsable con su conducta, evitando acudir a las urgencias cuando tiene ya prevista una consulta con su especialista en un tiempo prudencial. Distinto es que si la citas para los especialistas se dilatan en el tiempo, el paciente ante graves problemas de salud opte por ir a urgencias. En este caso, lo que hay que hacer es mejorar la atención especializada, lo que permitirá reducir el número de casos que opta por acudir a urgencias, debido a la demora provocada por las listas de espera. Lo mismo se puede decir de aquellos usuarios que solicitan una cita y al final no acuden. No nos estamos refiriendo a un caso puntual de no acudir al especialista, sino cuando esta situación se repite a lo largo del tiempo. Este comportamiento no solo perjudica a la buena marcha del sistema, sino que limita las posibilidades de que el resto de los pacientes sean atendidos.

Precisamente por ello, es necesario introducir mecanismos que garanticen que los usuarios adquieran una mayor conciencia sobre el uso que realizan del sistema. En 2010 los usuarios del sistema sanitario español acudían al médico, por término medio 8 veces al año, frente a las 5 de media de la UE15, y no creo que nuestra salud tenga que envidiar para nada a la de nuestros vecinos europeos, sino todo lo contrario. Igual sucede con el gasto farmacéutico que en España suele ser un 40% superior al de países de nuestro entorno. En España en 2012 se expidieron más de 1.000 millones de recetas, lo que supone cerca de 21 recetas por habitante y año. España es el segundo país del mundo por número de recetas expedidas

Existen numerosos mecanismos de naturaleza económica para introducir racionalidad en el uso e evitar un uso indebido de las prestaciones sanitarias. Este es el caso del copago, que bien configurado permite reducir la presión sobre los sistemas públicos de prestaciones sanitarias, ya que posibilitan la reducción de la demanda innecesaria, obligando al paciente a un uso responsable. Desde luego, su aplicación nunca debe tener una finalidad recaudatoria. Otra posibilidad es favorecer los mecanismos de información sobre el coste de los servicios, de forma que los pacientes sepan cuanto supone al erario público las consultas y tratamientos realizados. Finalmente, se podría establecer algún mecanismo de penalización, debidamente planteado, cuando se manifiesta de forma continuada un abuso de las prestaciones sanitarias.

La demografía tampoco ayuda. La cuantía que supone el gasto en sanidad para una persona de 65 o más años es de al menos cuatro veces superior al colectivo de personas menores de esa edad, de ahí que es esperable que a mayor edad de la población, tal y como sucede en España, mayor será su gasto en sanidad, y en especial los productos farmacéuticos. Según el gabinete de estudios de La Caixa el gasto sanitario en España pasará del 5,5% del PIB en 2010 al 7,2% en 2060. Ante este escenario urge hacer algo.

En esta situación no sólo parece imprescindible aumentar los recursos públicos y privados destinados a sanidad, sino también el diseño de instrumentos que aseguren el uso correcto por parte de todos los agentes involucrados (usuarios, médicos, gestores sanitarios) en aras de conseguir el mejor resultado desde la perspectiva social.

Profesor titular de Economía Aplicada y director adjunto del Master en Información Técnica del Medicamento

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine