Los límites de poner puertas al campo

La Xunta catalogará todos los cierres de fincas que existen en Galicia - El objetivo final es elaborar una "guía de buenas prácticas" que sirva de referencia al hacer una obra

10.03.2013 | 00:00
Cierres de fincas en el Deza. // Bernabé / Javier Lalín
Cierres de fincas en el Deza. // Bernabé / Javier Lalín

Tiene que cerrar una finca. ¿Qué es lo primero que se le ocurre? Si Galicia fuera Holanda, lo más probable es que cogiese de alguna estantería un libro que compite con la Biblia, ya que está presente en casi todas las casas. En él se recopilan, por regiones, las tipologías de casas, cierres o galpones, por poner solo tres ejemplos, que son peculiares de cada zona del país, y la obra actúa como libro de cabecera a la hora de decantarse por una u otra actuación.

Los gallegos cuentan con una larga tradición poniendo puertas al campo. Casi el 90 por ciento del territorio gallego pertenece al mundo rural, y en una comunidad con más de millón y medio de titulares y unos 13 millones de parcelas de 0,23 hectáreas de media, lo que no faltan en Galicia, territorio minifundista por antonomasia, son límites. Porque también las propiedades tienen fronteras, y si no que se lo digan a los letrados ourensanos, que pueden dar razón del elevado número de pleitos que los "marcos", y los conflictos derivados de herencias, provocan.

Pero los cierres de fincas, desde los muros de piedra a las tradicionales "sebes" -setos vivo de arbustos-, pasando por los vallados de estacas, constituyen también un rasgo de la personalidad cultural de las comarcas gallegas. No se marca una linde igual en el sur de Pontevedra que en la comarca de Becerreá.

La Xunta aspira ahora a catalogar esa diversidad, con la ayuda de la Fundación Juana de Vega, para elaborar un catálogo o manual "de buenas prácticas" -no "coercitivo"- que sirva de orientación a los ciudadanos la próxima vez que vayan a hacer un muro e incluso que ciertos elementos que puedan considerarse patrimoniales, por su antigüedad o significación puedan gozar del mismo grado de protección con el que cuentan hoy en día elementos como los hórreos. "Hay cierres de fincas que son una auténtica joya", destaca el director del Instituto de Estudos do Territorio, Manuel Borobio.

En todo caso, ese futuro manual de referencia sería el resultado, subraya el director de Instituto de Estudos do Territorio, Manuel Borobio, de "un proceso de participación pública", al igual que los catálogos de paisajes que se elaboran por comarcas y de los que ya está publicado el correspondiente al Deza. Para la Xunta, este proceso es "imprescindible" para que los "resultados sean asimilados y aceptados por los propietarios".

En el trabajo se estudiarán los cierres, que "conforman" el paisaje, de 50 comarcas gallegas, buscando establecer "las formas de hacer que tradicional e históricamente se desarrollaron en cada zona". Los cierres, explica, en apariencia "pasan desapercibidos", pero "llevan consigo una fragmentación silenciosa" del territorio.

No obstante, Borobio insiste en dejar claro que desde la Xunta no se cierran "a la innovación". "No tiene por qué estar reñido con la tradición, toda vez que esta fue innovación en su momento", alega, y alerta de que tampoco se puede caer en la "fosilización" del territorio". "Tenemos que buscar un equilibrio con el desarrollo agrícola y con el cambio que experimentan las fincas con el tiempo", indica. "No se trata de preservar para inmovilizar, sino para reconocer, proteger y gestionar su conservación", insiste el alto cargo.

Pero cuando la palabra "somieres" asoma en el horizonte, Borobio constata que "hay que establecer un debate de qué se entiende por innovar". Con todo, afirma que no hay que cerrarse "en banda" a soluciones "alternativas", sino indagar cómo ese material alternativo "altera la imagen del lugar para hacerlo mejor o peor". "Tenemos que ver de hacerlo mejor", subraya.

Con todo, la catalogación y posible preservación de los cierres más señeros es un objetivo a largo plazo, porque solo la tarea de inventariar todos los tipos de cierres que existen en la comunidad tomará tiempo. "Es un trabajo inédito", argumenta Borobio, "e ingente", que servirá, cuando esté listo, para facilitar la tramitación de los nuevos cierres.

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine