El calvario de las obras en Langosteira

El desplome de una segunda grúa en menos de dos meses complica la actuación

 09:13  
La grúa caída tras un nuevo accidente. // Fran Martínez
La grúa caída tras un nuevo accidente. // Fran Martínez 

Una de las obras más costosas que se están ejecutando ahora en la comunidad gallega está siendo también la más accidentada. Por segunda vez en dos meses meses se ha desplomado una grúa en el Puerto Exterior de A Coruña, añadiendo nuevos daños materiales a una lista de percances ya numerosa.

P.P. - SANTIAGO La construcción del Puerto Exterior de A Coruña, que lleva ya consumidos 800 millones de euros, se está convirtiendo en un auténtico calvario. El pasado miércoles volvió a desplomarse otra grúa, la segunda en menos de dos meses. El accidente se registró al mediodía cuando la pluma de esta maquinaria desplazaba piezas de unas cinco toneladas en la escollera interior del dique de abrigo. La estructura se desplazó hacia delante y cayó sobre el interior del espigón. La Autoridad Portuaria de A Coruña asegura que el accidente no afectará al desarrollo de las obras, pero la caída de esta grúa ha ocasionado diversos daños materiales que se suman a los cada vez más frecuentes percances en la construcción de esta dársena, en la que ya han muerto al menos dos operarios.
La primera grúa se desplomó el pasado 7 de junio. Se trataba de la máquina más grande del mundo sobre orugas, con 135 metros de pluma.
La situación de Punta Langosteira, en un área donde los temporales azotan con fuerza, está complicando su ejecución, lo que se suma a las dificultades financieras que existen para costear el proyecto puesto que su presupuesto se ha disparado en casi 300 millones de euros. Puertos del Estado tuvo que habilitar un crédito de 250 millones para que se continuaran con las obras, pero ni siquiera eso ha despejado el futuro de la dársena ya que Repsol exige 240 millones de euros para trasladarse a estas instalaciones.
Cada año la ejecución del Puerto Exterior se paraliza en invierno porque los temporales impiden continuar con las obras, pero eso no ha impedido que, por ejemplo, en noviembre del año pasado olas de hasta 16 metros de altura echaran por tierra hasta 150 metros del espigón de Langosteira.
Ahora ha de salvar un nuevo obstáculo: la caída de otra grúa que llevaba menos de un mes en el recinto. La Autoridad Portuaria destaca que el percance no afectará al desarrollo de los trabajos. "Este accidente no alterará los plazos de la obra", recalcan fuentes de la Autoridad Portuaria, quienes informan de que la pluma y el resto de la grúa serán "examinadas" para comprobar si es posible repararlas.
De lo contrario, la Unión Temporal de Empresas (UTE) Langosteira incorporará otra grúa a los trabajos, que comenzaría a funcionar en unas tres semanas.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los disfraces del inspector Clouseau

Aunque lo parezca, está visto que Mariano Abalo, ese inefable...

 
 

Unos callos constitucionales

Como somos constitucionales porque tenemos memoria de lo que España...

 
 

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ

La muerte de la palabra

La palabra ha dejado de existir, tengo el disgusto de anunciarlo. Sigue habiendo palabras, ya...

 
 

MERCEDES GALLEGO ESPERANZA *

La iconografía de la Inmaculada en la catedral de Ourense

El 8 de diciembre de 1854 el Papa Pío IX proclama el Dogma de la...

 
 

MARTIÑO RIERA*

Educar no rima con maleducar

En la última década se han producido avances importantes en el mundo...

 
 

MANUEL TORRES

Alfredo Sánchez Murcia

Desde éste pequeño comentario semanal, queremos unirnos al merecido homenaje que se le...

 
 
 
anteriorsiguiente
null






Enlaces recomendados: Premios Cine