La nieve reparte problemas por Galicia

Lugo, Ourense y Pontevedra registraron las mayores dificultades, con pueblos aislados, viales cerrados y cortes de luz - Las temperaturas podrían llegar hoy a -3C en Pedrafita

01.12.2008 | 12:15

Siete provincias en alerta y 24 puertos cerrados en España

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) alertó ayer del riesgo importante de nevadas en las provincias de Álava, Asturias, Cantabria, Guipúzcoa, Jaén, Pontevedra y Vizcaya. Durante toda la mañana de ayer fue necesario el uso de cadenas en 24 puertos de montaña a causa de la nieve caída en las últimas horas, según datos de la Dirección General de Tráfico. El norte de la Península fue el que se vio más afectado por este temporal de lluvia y nieve, de forma que fue necesario el uso de cadenas en zonas de casi todas las provincias de la mitad norte del país. Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Aragón, Cataluña, Castilla y León, Castilla La Mancha y Andalucía mantuvieron durante todo el día carreteras cortadas y puertos de montaña cerrados como consecuencia de las fuertes nevadas.

En Asturias, 10 puertos de montaña y otras tres carreteras permanecieron cerrados al tráfico como consecuencia de la nieve. Los puertos afectados fueron el de Alto de Bustiago, Alto de Marta, Puerto de Palo, Alto de Valvaler, Pozo de las Mujeres Muertas, Accesos a Tresviso, Leitariegos, Connio, Ventana y Acebo (colindante con Lugo). Además, otros 14 obligaron al uso de cadenas.

En Cantabria, el temporal mantuvo cerrados al tráfico tres puertos de montaña, mientras en otros siete fue necesario el uso de cadenas. Permanecieron cerrados el puerto de San Glorio, en la N-621; Lunada, en la CA-643; y Estacas de Trueba en la CA-631. Además, fue necesario el uso de cadenas para circular por varios puertos.

En Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña y hasta Andalucía también se registraron incidencias.

Redacción

La profunda borrasca que afecta a Galicia, con nieve en cotas cada vez más bajas, está causando más de un problema en carreteras y municipios de las provincias de Lugo, Ourense y Pontevedra. Los termómetros, además, registraron temperaturas mínimas más invernales que otoñales que llegaron a los -4 grados centígrados en la localidad lucense de Pedrafita do Cebreiro. Concellos como Lalín, Lugo, Monforte, O Barco o Verín oscilaron entre los 0 y -1 grados.

Mal tiempo, por tanto, con precipitaciones tormentosas acompañadas de granizo o nieve para coger el volante, como lo demuestran los distintos partes de incidencias en distintos puntos de Galicia.

En la provincia de Lugo, llegó a nevar por debajo de los 500 metros de altitud, incluso en la capital, si bien no llegó a cuajar. A media tarde, las carreteras LU-633, entre Pedrafita y Sarria, y LU-651, entre Quiroga y O Courel, obligaron al uso de cadenas a su paso por O Poio y O Boi, respectivamente. En la red principal, en la autopista A6, a la altura de Pedrafita do Cebreiro, se prohibió el paso de los camiones, mientras que en la secundaria se produjeron problemas en prácticamente todos los puertos de montaña. Asimismo, la antigua Nacional 6, entre O Corgo y Pedrafita planteó numerosas dificultades a los conductores.

También en la provincia de Lugo, varias aldeas de difícil acceso, en las zonas de Pedrafita y A Fonsagrada, vieron acrecentarse todos sus problemas, con cortes incluso en el fluido eléctrico por acumulación de nieve. Hoy, al ser jornada de colegios, se espera que las dificultades aumenten.

En Ourense, tres pueblos están incomunicados por la nieve: Veiga de Nostre, en Castrelo do Val; A Ponte, en Viana do Bolo; y Vilariño, en Calvos de Randín. Además, la carretera OU-1002 permaneció cerrada a la altura de_Castrelo do Val. Como es natural, los accesos a la estación invernal de Cabeza de Manzaneda sólo pudieron hacerse con cadenas.

En Pontevedra, si bien el temporal de nieve provocó dificultades en la conducción en Vigo -con un árbol caído en Samil-, los problemas más significativos se produjeron en el interior de la provincia. La autopista AP-53, Santiago-Lalín, y la N-525 registraron problemas, ambas, a la altura del municipio de Dozón. También ofrecieron dificultades para los conductores los viales PO-533, Lalín-Rodeiro, a su paso por el alto do Faro; y PO-534, Lalín-Serra do Candán, con importantes problemas para el tráfico rodado entre los puntos kilométricos 14 y 26. Numerosos vehículos se quedaron atrapados por no llevar cadenas, y hasta cuatro automóviles sufrieron salidas de carretera, sin registrarse heridos, en Dozón (2) y Lalín (2).

Galicia continuará hoy bajo la influencia de las bajas presiones, por lo que se esperan cielos nublados con precipitaciones, que serán más frecuentes por la mañana, y de nieve por encima de los 700 metros, ayer sensiblemente rebajada en varios puntos de la comunidad.

Según MeteoGalicia, las temperaturas seguirán sin cambios. Así, la máxima está prevista en A Coruña, Ferrol y Fisterra, con 10 grados, mientras que el resto de máximas oscilarán entre los 9 y los -1 grados. Por su parte, la mínima volverá a corresponder a Pedrafita do Cebreiro, con 3 grados bajo cero. El resto de previsiones se moverán entre los -2 y los 6 grados. En suma, un otoño que continúa muy, pero muy, fresquito.

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo